Encuéntranos en Google+.

17 de septiembre de 2012

MASA PARA PIZZA

¿Habéis intentado alguna vez hacer vuestra propia masa de pizza?

Bueno, quizá el hecho se sólo pensarlo os haya dado pereza pero os aseguro que merece la pena enharinarse y pasar un buen rato amasando. Intentadlo y veréis como no estoy faltando a la verdad.

Realmente la receta es bastante sencilla y lo que importa es el tiempo que trabajemos la masa hasta dejarla con una textura sueve y elástica. Al final, añadimos los ingredientes que queramos y listo.

Después de leer y practicar bastante sobre este asunto os diré que existen varios trucos, unos que leí en el libro La Cocina Italiana de Jamie Oliver y otros de una pizzería italiana con la que tengo bastante trato.

Ingredientes para 4 personas

-Harina de trigo
-Levadura fresca
-Sal marina
-Azúcar moreno
-Aceite de oliva virgen
-Agua

Elaboración

Colocamos 250gr. de harina y la sal en la superficie donde vayamos a trabajarla en forma de volcán, esto es, dejando un agujero en forma de cráter en el centro.

Mezclamos en un recipiente 12,5 gr. de levadura, 25gr. por cada 500gr., junto con una cucharada de azúcar y la mitad de cantidad de agua tibia respecto a la harina que utilicemos. Dejamos reposar unos minutos e incorporamos al cráter. Añadid también un buen chorro de aceite de oliva.

Con un tenedor empezamos a dar vueltas de dentro hacia afuera del volcán hasta que la masa esté lo bastante consistente como para empezar a amasar con nuestras manos.

Nos enharinamos y amasamos estirando hacia adelante y hacia atrás unos 10 minutos hasta conseguir la textura que comentaba al principio. La masa debe quedar suave y elástica. Hacemos una bola y la dejamos reposar enharinada a temperatura ambiente tapando con un trapo de cocina unos 30 minutos.

Uno de los secretos en este primer proceso es que la masa para pizza estará lista cuando nuestras manos estén totalmente secas.

Parece ser que para conseguir un efecto parecido al de las auténticas pizzerías, el horno debe alcanzar unas temperaturas que en casa, al no ser de leña, no es fácil conseguir. En el libro que he mencionado, se habla de poner una losa de piedra o una rejilla que incremente la temperatura en el interior. Para vuestra información, yo utilizo la propia rejilla del horno sobre la que coloco la bandeja en la que dispondré la pizza.

Para coordinar el precalientamiento del horno y el segundo paso para la preparación de las bases de pizza, encended el horno 45 minutos antes de comenzar a darle forma a la masa madre a 250º. Cortad la bola en 2 partes, desgasificad y empezad a formar la primera pizza con un rodillo, dejando un grosor de unos 50mm.

Otro de los secretos, en este segundo proceso, está de no dejar la base demasiado gruesa. Si no lo hacemos, ¡es probable que la masa no se cueza del todo.

Finalmente, quedaría añadir los ingredientes que más nos gusten. A la hora de no estropear una pizza en este paso, os daré los siguientes consejos:
  • No pongáis demasiados ingredientes, pues correis el peligro de que la masa quede cruda.
  • No mezcléis ingredientes que de forma usual no lo haríais. Es decir, pensad que estáis preparando una ensalada, por ejemplo, y actuad consecuentemente.
Por último, introducimos la pizza sobre papel de cocina o aluminio en el horno unos 10 minutos. Vigilad que la masa quede dorada y los ingredientes se hayan hecho.

Este es el aspecto que tendrá la auténtica masa madre, hecha por vosotros mismos.

Hay que desgasificar la masa antes de meter en el horno
Masa de pizza inflada por la levadura

5 comentarios:

  1. La levadura es mi asignatura pendiente, nunca consigo que crezca la masa, creo que le pongo 8g solamente.voy a probar esta receta a ver qué tal!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi recomendación en este asunto es no utilizar la levadura de repostería, pues no funciona en este caso.
      Compra la levadura fresca que venden en Mercadona o El Corte Inglés (supongo que la tendrán también en otros establecimientos) y prueba a utilizar la proporción que pongo en la receta y verás como la masa crecerá.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Tenías razón , he hecho la receta como tú dices y la masa ha crecido su tamaño inicial , impresionante !!! la primera vez que me sale, no vuelvo a comprar nunca la levadura de repostería, muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. He de decirte que he leído en algunos libros que estas levaduras se pueden sustituir, utilizando la química en una tercera parte de la panadera... De cualquier forma, mi recomendación es utilizar la primera para bizcochos, magdalenas, etc. Me alegro haberte podido ayudar y sobre todo que hayas podido vivir en primera persona el desarrollo de la masa con levadura, es algo que hace mucha ilusión!

      Eliminar

Sígueme por Email

17 de septiembre de 2012

MASA PARA PIZZA

¿Habéis intentado alguna vez hacer vuestra propia masa de pizza?

Bueno, quizá el hecho se sólo pensarlo os haya dado pereza pero os aseguro que merece la pena enharinarse y pasar un buen rato amasando. Intentadlo y veréis como no estoy faltando a la verdad.

Realmente la receta es bastante sencilla y lo que importa es el tiempo que trabajemos la masa hasta dejarla con una textura sueve y elástica. Al final, añadimos los ingredientes que queramos y listo.

Después de leer y practicar bastante sobre este asunto os diré que existen varios trucos, unos que leí en el libro La Cocina Italiana de Jamie Oliver y otros de una pizzería italiana con la que tengo bastante trato.

Ingredientes para 4 personas

-Harina de trigo
-Levadura fresca
-Sal marina
-Azúcar moreno
-Aceite de oliva virgen
-Agua

Elaboración

Colocamos 250gr. de harina y la sal en la superficie donde vayamos a trabajarla en forma de volcán, esto es, dejando un agujero en forma de cráter en el centro.

Mezclamos en un recipiente 12,5 gr. de levadura, 25gr. por cada 500gr., junto con una cucharada de azúcar y la mitad de cantidad de agua tibia respecto a la harina que utilicemos. Dejamos reposar unos minutos e incorporamos al cráter. Añadid también un buen chorro de aceite de oliva.

Con un tenedor empezamos a dar vueltas de dentro hacia afuera del volcán hasta que la masa esté lo bastante consistente como para empezar a amasar con nuestras manos.

Nos enharinamos y amasamos estirando hacia adelante y hacia atrás unos 10 minutos hasta conseguir la textura que comentaba al principio. La masa debe quedar suave y elástica. Hacemos una bola y la dejamos reposar enharinada a temperatura ambiente tapando con un trapo de cocina unos 30 minutos.

Uno de los secretos en este primer proceso es que la masa para pizza estará lista cuando nuestras manos estén totalmente secas.

Parece ser que para conseguir un efecto parecido al de las auténticas pizzerías, el horno debe alcanzar unas temperaturas que en casa, al no ser de leña, no es fácil conseguir. En el libro que he mencionado, se habla de poner una losa de piedra o una rejilla que incremente la temperatura en el interior. Para vuestra información, yo utilizo la propia rejilla del horno sobre la que coloco la bandeja en la que dispondré la pizza.

Para coordinar el precalientamiento del horno y el segundo paso para la preparación de las bases de pizza, encended el horno 45 minutos antes de comenzar a darle forma a la masa madre a 250º. Cortad la bola en 2 partes, desgasificad y empezad a formar la primera pizza con un rodillo, dejando un grosor de unos 50mm.

Otro de los secretos, en este segundo proceso, está de no dejar la base demasiado gruesa. Si no lo hacemos, ¡es probable que la masa no se cueza del todo.

Finalmente, quedaría añadir los ingredientes que más nos gusten. A la hora de no estropear una pizza en este paso, os daré los siguientes consejos:
  • No pongáis demasiados ingredientes, pues correis el peligro de que la masa quede cruda.
  • No mezcléis ingredientes que de forma usual no lo haríais. Es decir, pensad que estáis preparando una ensalada, por ejemplo, y actuad consecuentemente.
Por último, introducimos la pizza sobre papel de cocina o aluminio en el horno unos 10 minutos. Vigilad que la masa quede dorada y los ingredientes se hayan hecho.

Este es el aspecto que tendrá la auténtica masa madre, hecha por vosotros mismos.

Hay que desgasificar la masa antes de meter en el horno
Masa de pizza inflada por la levadura

5 comentarios:

  1. La levadura es mi asignatura pendiente, nunca consigo que crezca la masa, creo que le pongo 8g solamente.voy a probar esta receta a ver qué tal!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi recomendación en este asunto es no utilizar la levadura de repostería, pues no funciona en este caso.
      Compra la levadura fresca que venden en Mercadona o El Corte Inglés (supongo que la tendrán también en otros establecimientos) y prueba a utilizar la proporción que pongo en la receta y verás como la masa crecerá.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Tenías razón , he hecho la receta como tú dices y la masa ha crecido su tamaño inicial , impresionante !!! la primera vez que me sale, no vuelvo a comprar nunca la levadura de repostería, muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. He de decirte que he leído en algunos libros que estas levaduras se pueden sustituir, utilizando la química en una tercera parte de la panadera... De cualquier forma, mi recomendación es utilizar la primera para bizcochos, magdalenas, etc. Me alegro haberte podido ayudar y sobre todo que hayas podido vivir en primera persona el desarrollo de la masa con levadura, es algo que hace mucha ilusión!

      Eliminar

Google+ Directo