Encuéntranos en Google+.

3 de octubre de 2012

BOMBA DE CHOCOLATE

No he podido evitar hacer este famoso postre conocido por numerosos nombres, todos ellos relacionados con la ingesta brutal de chocolate, en cuanto Carlos Dube de Mercado Calabajío compartió un enlace con la receta que había visto en una web amiga de cocina.

Yo creo que casi todos hemos probado este exquisito postre de chocolate con forma de montaña o vaso invertido muy esponjoso, crujiente por fuera y líquido por dentro. Sin lugar a dudas, cada vez que se degusta es un placer para nuestro paladar y piensas ¿cómo demonios conseguirán hacer esta bizcochito con el corazón fundido? - "esto es obra de un maestro repostero..."

Por supuesto ni de lejos es mi intención infravalorar el buen hacer ningún chef, pero lo que sí es cierto es que su preparación no entraña ninguna dificultad pues lo más complicado está en los minutos que mantengamos el coulant en el horno para conseguir el efecto que dejará boquiabiertos a nuestros comensales.

Bueno, pues gracias a la receta del Coulant de Chocolate publicado en la web La Cocina de mi Casa, el pasado sábado me puse a preparar tan delicioso postre y, para ser mi primera vez, realmente salieron buenísimos; los presenté en el santo de mi hija y tuvieron mucho éxito. Vamos con la receta.

Ingredientes para 6 raciones

- 200gr. de chocolate especial postres
- 200gr. de mantequilla
- 4 huevos
- 80gr. de harina especial para repostería
- 80 gr. de azúcar
- Azúcar glas y canela

Elaboración

En primer lugar ponemos en un recipiente el chocolate y la mantequilla en trozos y ponemos al baño maría o en el microondas para derretirlos. Removemos un par de minutos hasta que queden bien mezclados.

Luego separamos las claras de las yemas y las ponemos en 2 nuevos recipientes, de forma separada. Por un lado mezclamos las yemas con el azúcar removiendo suavemente unos minutos, y por otro ponemos las claras a punto de nieve y reservamos.

En este momento incorporamos a la mezcla del chocolate con mantequillas las yemas con el azúcar y seguimos removiendo hasta hacer una masa homogénea. Posteriormente añadimos la harina y hacemos lo mismo. Por último, añadimos las claras y removemos suavemente para no perder su esponjosidad.

Una vez tengamos preparada la masa de nuestras bombas, dejamos enfriar en la nevera un par de horas mínimo o bien la congelamos.

Tened en cuenta que una vez tengamos decidido hacer el postre, nos llevará unos 10 minutos aproximadamente. Eso sí, precalentaremos el horno a tope unos 15 minutos para bajarlo a 200º en el momento de introducir los moldes tipo flanera, que habremos untado previamente en mantequilla y espolvoreado con harina.

Por último, rellenamos los moldes con la masa, con cuidado de dejar entre 1 y 2 centímetros hasta el borde para dejar espacio cuando suba con el calor. Introducid en la bandeja del horno y esperad entre 8 y 10 minutos si la masa estaba reservada en la nevera y 5 minutos más si estaba en el congelador; estad muy atentos cuándo se produce la subida y cambia su textura al cocerse para saber el momento de sacarlos y que cuando presentemos en la mesa sorprenda con su intenso corazón liquido.

Sacad y dejad enfriar un par de minutos, para desmoldar y presentar. Podéis espolvorear con azúcar glas y canela (sed generosos) y acompañad con una bola de helado del sabor que prefiráis (la vainilla queda perfecta) o de nata montada.

Ahora sólo queda sorprender a vuestros invitados...

Este postre de chocolate combina perfectamente con nata o vainilla
¿Preparados para el ataque?

4 comentarios:

  1. Aunque debe ser difícil dar con el punto exacto de textura interior y exterior, lo trataré y te contaré. Seguro que merece la pena y no parece muy complicado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! Hay que animarse y ya verás lo que disfrutas con ellos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias! Enhorabuena por vuestro blog que, ciertamente, tiene un nivel y una calidad que ya me gustaría conseguir algún día. Un abrazo.

      Eliminar

Sígueme por Email

3 de octubre de 2012

BOMBA DE CHOCOLATE

No he podido evitar hacer este famoso postre conocido por numerosos nombres, todos ellos relacionados con la ingesta brutal de chocolate, en cuanto Carlos Dube de Mercado Calabajío compartió un enlace con la receta que había visto en una web amiga de cocina.

Yo creo que casi todos hemos probado este exquisito postre de chocolate con forma de montaña o vaso invertido muy esponjoso, crujiente por fuera y líquido por dentro. Sin lugar a dudas, cada vez que se degusta es un placer para nuestro paladar y piensas ¿cómo demonios conseguirán hacer esta bizcochito con el corazón fundido? - "esto es obra de un maestro repostero..."

Por supuesto ni de lejos es mi intención infravalorar el buen hacer ningún chef, pero lo que sí es cierto es que su preparación no entraña ninguna dificultad pues lo más complicado está en los minutos que mantengamos el coulant en el horno para conseguir el efecto que dejará boquiabiertos a nuestros comensales.

Bueno, pues gracias a la receta del Coulant de Chocolate publicado en la web La Cocina de mi Casa, el pasado sábado me puse a preparar tan delicioso postre y, para ser mi primera vez, realmente salieron buenísimos; los presenté en el santo de mi hija y tuvieron mucho éxito. Vamos con la receta.

Ingredientes para 6 raciones

- 200gr. de chocolate especial postres
- 200gr. de mantequilla
- 4 huevos
- 80gr. de harina especial para repostería
- 80 gr. de azúcar
- Azúcar glas y canela

Elaboración

En primer lugar ponemos en un recipiente el chocolate y la mantequilla en trozos y ponemos al baño maría o en el microondas para derretirlos. Removemos un par de minutos hasta que queden bien mezclados.

Luego separamos las claras de las yemas y las ponemos en 2 nuevos recipientes, de forma separada. Por un lado mezclamos las yemas con el azúcar removiendo suavemente unos minutos, y por otro ponemos las claras a punto de nieve y reservamos.

En este momento incorporamos a la mezcla del chocolate con mantequillas las yemas con el azúcar y seguimos removiendo hasta hacer una masa homogénea. Posteriormente añadimos la harina y hacemos lo mismo. Por último, añadimos las claras y removemos suavemente para no perder su esponjosidad.

Una vez tengamos preparada la masa de nuestras bombas, dejamos enfriar en la nevera un par de horas mínimo o bien la congelamos.

Tened en cuenta que una vez tengamos decidido hacer el postre, nos llevará unos 10 minutos aproximadamente. Eso sí, precalentaremos el horno a tope unos 15 minutos para bajarlo a 200º en el momento de introducir los moldes tipo flanera, que habremos untado previamente en mantequilla y espolvoreado con harina.

Por último, rellenamos los moldes con la masa, con cuidado de dejar entre 1 y 2 centímetros hasta el borde para dejar espacio cuando suba con el calor. Introducid en la bandeja del horno y esperad entre 8 y 10 minutos si la masa estaba reservada en la nevera y 5 minutos más si estaba en el congelador; estad muy atentos cuándo se produce la subida y cambia su textura al cocerse para saber el momento de sacarlos y que cuando presentemos en la mesa sorprenda con su intenso corazón liquido.

Sacad y dejad enfriar un par de minutos, para desmoldar y presentar. Podéis espolvorear con azúcar glas y canela (sed generosos) y acompañad con una bola de helado del sabor que prefiráis (la vainilla queda perfecta) o de nata montada.

Ahora sólo queda sorprender a vuestros invitados...

Este postre de chocolate combina perfectamente con nata o vainilla
¿Preparados para el ataque?

4 comentarios:

  1. Aunque debe ser difícil dar con el punto exacto de textura interior y exterior, lo trataré y te contaré. Seguro que merece la pena y no parece muy complicado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro! Hay que animarse y ya verás lo que disfrutas con ellos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias! Enhorabuena por vuestro blog que, ciertamente, tiene un nivel y una calidad que ya me gustaría conseguir algún día. Un abrazo.

      Eliminar

Google+ Directo