Encuéntranos en Google+.

1 de octubre de 2012

GUISO DE VENADO CON TOMILLO Y ROMERO

Esta vez me he aventurado con la carne de venado, que guardaba en mi congelador desde hacía algún tiempo. Ya sabéis, la caza tiene un sabor bastante especial y no a todo el mundo le resulta placentero y agradable degustarla. Pero habéis dado con un amante de este tipo de carne, con un sabor y una textura completamente diferentes de la que habitualmente comemos proviniente de las granjas; magra, puro músculo llevado a nuestro paladar con aroma silvestre, a campo.

Vamos a realzar su sabor con hierbas
El romero acompañará nuestro guiso de venado

Recuerdo la primera vez que comí ave de caza, un faisán, me sorprendió ver tendones en sus muslos que ¡no existían en el pollo que comía habitualmente! Intento no perder ocasión cuando voy al mercado de llevarme carne de este tipo, bien sea liebre o conejo, ansar o pato, perdiz o faisán, etc.

Un buen vino tinto va de lujo, y el arroz siempre acompaña de la mano perfectamente a esta carne sea lo que sea. Quizá el secreto universal está en que al ser más dura necesita más tiempo para hacerse de lo usual. De cualquier manera, si o gusta la caza, os invito a preparar esta receta fácil de venado de chuparse los dedos y mojar pan hasta decir basta.

A mí, ya se me está haciendo la boca agua...

Ingredientes para 4 personas

-1 kilo o kilo y 1/4 de carne de venado
-2 cebollas, 3 dientes de ajo y 2 zanahorias
-Tomillo, romero, pimienta y sal
-Aceite de oliva virgen
-Brandy y Vino Blanco

Elaboración

Preparamos una cazuela con aceite de oliva y calentamos; añadimos el venado y salpimentamos dejando unos minutos para dorar la carne. Mientras tanto vamos pelando y picando las cebollas y los dientes de ajo. Cuando la carne esté lista, separamos a un plato.

Añadimos las cebollas y ajos y sofreimos; lavamos y cortamos las zanahorias en rodajas e incorporamos. Dejamos unos minutos y ponemos la carne en la cazuela y damos unas cuantas vueltas.

Ahora tenemos que añadir las hierbas que queráis; yo utilizaré tomillo y romero: para mi gusto, le darán un sabor y aroma muy de campo que combinan a la perfección con el del ciervo. Dejamos que se mezcle todo vien y añadimos un vaso de Brandy y luego otro de vino blanco (yo utilizaré el de siempre, Manzanilla de Sanlúcar). Ahora dejamos que el alcohol se evapore y se fundan los aromas un par de minutos.

Por último, añadiremos agua hasta cubrir, tapamos y dejamos a fuego lento unas 2 horas. De vez en cuando habrá que vigilar por si el guiso nos pide agua o si tenemos que modificar la potencia del fuego.

Como decía al principio, podéis acompañar con arroz blanco y tendréis un plato que no olvidaréis en mucho tiempo.

Esta carne tiene un sabor muy especial
El ciervo tiene un sabor muy especial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sígueme por Email

1 de octubre de 2012

GUISO DE VENADO CON TOMILLO Y ROMERO

Esta vez me he aventurado con la carne de venado, que guardaba en mi congelador desde hacía algún tiempo. Ya sabéis, la caza tiene un sabor bastante especial y no a todo el mundo le resulta placentero y agradable degustarla. Pero habéis dado con un amante de este tipo de carne, con un sabor y una textura completamente diferentes de la que habitualmente comemos proviniente de las granjas; magra, puro músculo llevado a nuestro paladar con aroma silvestre, a campo.

Vamos a realzar su sabor con hierbas
El romero acompañará nuestro guiso de venado

Recuerdo la primera vez que comí ave de caza, un faisán, me sorprendió ver tendones en sus muslos que ¡no existían en el pollo que comía habitualmente! Intento no perder ocasión cuando voy al mercado de llevarme carne de este tipo, bien sea liebre o conejo, ansar o pato, perdiz o faisán, etc.

Un buen vino tinto va de lujo, y el arroz siempre acompaña de la mano perfectamente a esta carne sea lo que sea. Quizá el secreto universal está en que al ser más dura necesita más tiempo para hacerse de lo usual. De cualquier manera, si o gusta la caza, os invito a preparar esta receta fácil de venado de chuparse los dedos y mojar pan hasta decir basta.

A mí, ya se me está haciendo la boca agua...

Ingredientes para 4 personas

-1 kilo o kilo y 1/4 de carne de venado
-2 cebollas, 3 dientes de ajo y 2 zanahorias
-Tomillo, romero, pimienta y sal
-Aceite de oliva virgen
-Brandy y Vino Blanco

Elaboración

Preparamos una cazuela con aceite de oliva y calentamos; añadimos el venado y salpimentamos dejando unos minutos para dorar la carne. Mientras tanto vamos pelando y picando las cebollas y los dientes de ajo. Cuando la carne esté lista, separamos a un plato.

Añadimos las cebollas y ajos y sofreimos; lavamos y cortamos las zanahorias en rodajas e incorporamos. Dejamos unos minutos y ponemos la carne en la cazuela y damos unas cuantas vueltas.

Ahora tenemos que añadir las hierbas que queráis; yo utilizaré tomillo y romero: para mi gusto, le darán un sabor y aroma muy de campo que combinan a la perfección con el del ciervo. Dejamos que se mezcle todo vien y añadimos un vaso de Brandy y luego otro de vino blanco (yo utilizaré el de siempre, Manzanilla de Sanlúcar). Ahora dejamos que el alcohol se evapore y se fundan los aromas un par de minutos.

Por último, añadiremos agua hasta cubrir, tapamos y dejamos a fuego lento unas 2 horas. De vez en cuando habrá que vigilar por si el guiso nos pide agua o si tenemos que modificar la potencia del fuego.

Como decía al principio, podéis acompañar con arroz blanco y tendréis un plato que no olvidaréis en mucho tiempo.

Esta carne tiene un sabor muy especial
El ciervo tiene un sabor muy especial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Google+ Directo