Encuéntranos en Google+.

14 de noviembre de 2012

PATATAS GUISADAS AL VINO

GUISO TRADICIONAL DE PATATAS. RECETA FÁCIL.

Para esos días en los que se nos echa el tiempo encima, tenemos pocas ideas o simplemente queremos entonarnos voy a explicaros cómo guisar unas patatas de una manera muy sencilla que nos reconfortará bastante, además de ayudarnos a cuidar el bolsillo en estos "tiempos de guerra".

Truco para conseguir el mejor guiso de patatas
Este guiso es muy apetecible en estas fechas

Se trata de una receta de casa de toda la vida, que hacía mi abuela, y que sigo preparando hoy en día. Si queremos, podemos gastarnos un poco más de dinero en los ingredientes (no mucho) para mejorar la calidad final del plato en cuanto al aroma y al sabor. Pero no os preocupéis, pues de cualquier forma nos saldrá un guiso riquísimo que seguro volveréis a repetir.

Ingredientes para 4 personas

- 5 patatas grandes
- 2 dientes de ajo
- 125gr. de jamón ibérico picado
- 4 ramas de perejil
- 1 vaso grande de vino blanco
- 1 hoja de laurel
- Aceite de oliva virgen y sal

Elaboración

Lavamos, pelamos y apartamos las patatas. Asimismo, pelamos y picamos los ajos.

Preparamos una cazuela del tamaño apropiado con un poco de aceite e incorporamos el jamón picado (yo utilicé ibérico pero también servirá un serrano) o panceta de cerdo y rehogamos unos minutos.

Es el momento de situarnos enfrente de nuestra cazuela y para ir añadiendo las patatas en trozos.

Para que podáis presumir de un gran plato, ahora os explicaré el secreto de las patatas guisadas (que servirá para cualquier guiso con patatas que preparéis). Tenemos que cortarlas haciéndoles una incisión con el cuchillo y tirando de él de forma que arranquemos los trozos, no con un corte limpio. De esta manera, facilitamos la salida de la fécula de la patata, una de las claves para obtener un guiso de primera.

Una vez tengamos las patatas cortadas en trozos y añadidas a la cazuela, dejamos varios minutos que se doren un poquito.  Entonces añadimos los ajos y el perejil muy picaditos y removemos. Vertemos el vino blanco, yo siempre que puedo utilizo Manzanilla de Sanlúcar como sabéis, y dejamos 3 o 4 minutos que se reduzca y se mezclen aromas y sabores, mientras removemos un poco.

Cubrimos de agua, incorporamos el laurel, salamos y tapamos. Hay que dejar unos 15 o 20 minutos a fuego lento y nuestro guiso de patatas estará preparado.

El almidón nos dará una textura especial al guiso
Mirad que textura hemos conseguido en el guiso al trocear las patatas

Ahora decidme, ¿qué os ha parecido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Sígueme por Email

14 de noviembre de 2012

PATATAS GUISADAS AL VINO

GUISO TRADICIONAL DE PATATAS. RECETA FÁCIL.

Para esos días en los que se nos echa el tiempo encima, tenemos pocas ideas o simplemente queremos entonarnos voy a explicaros cómo guisar unas patatas de una manera muy sencilla que nos reconfortará bastante, además de ayudarnos a cuidar el bolsillo en estos "tiempos de guerra".

Truco para conseguir el mejor guiso de patatas
Este guiso es muy apetecible en estas fechas

Se trata de una receta de casa de toda la vida, que hacía mi abuela, y que sigo preparando hoy en día. Si queremos, podemos gastarnos un poco más de dinero en los ingredientes (no mucho) para mejorar la calidad final del plato en cuanto al aroma y al sabor. Pero no os preocupéis, pues de cualquier forma nos saldrá un guiso riquísimo que seguro volveréis a repetir.

Ingredientes para 4 personas

- 5 patatas grandes
- 2 dientes de ajo
- 125gr. de jamón ibérico picado
- 4 ramas de perejil
- 1 vaso grande de vino blanco
- 1 hoja de laurel
- Aceite de oliva virgen y sal

Elaboración

Lavamos, pelamos y apartamos las patatas. Asimismo, pelamos y picamos los ajos.

Preparamos una cazuela del tamaño apropiado con un poco de aceite e incorporamos el jamón picado (yo utilicé ibérico pero también servirá un serrano) o panceta de cerdo y rehogamos unos minutos.

Es el momento de situarnos enfrente de nuestra cazuela y para ir añadiendo las patatas en trozos.

Para que podáis presumir de un gran plato, ahora os explicaré el secreto de las patatas guisadas (que servirá para cualquier guiso con patatas que preparéis). Tenemos que cortarlas haciéndoles una incisión con el cuchillo y tirando de él de forma que arranquemos los trozos, no con un corte limpio. De esta manera, facilitamos la salida de la fécula de la patata, una de las claves para obtener un guiso de primera.

Una vez tengamos las patatas cortadas en trozos y añadidas a la cazuela, dejamos varios minutos que se doren un poquito.  Entonces añadimos los ajos y el perejil muy picaditos y removemos. Vertemos el vino blanco, yo siempre que puedo utilizo Manzanilla de Sanlúcar como sabéis, y dejamos 3 o 4 minutos que se reduzca y se mezclen aromas y sabores, mientras removemos un poco.

Cubrimos de agua, incorporamos el laurel, salamos y tapamos. Hay que dejar unos 15 o 20 minutos a fuego lento y nuestro guiso de patatas estará preparado.

El almidón nos dará una textura especial al guiso
Mirad que textura hemos conseguido en el guiso al trocear las patatas

Ahora decidme, ¿qué os ha parecido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Google+ Directo