Encuéntranos en Google+.

26 de marzo de 2013

TORRIJAS CON VINO Y ALMÍBAR

Antes de terminar la Semana Santa, no quería dejar de presentaros esta fabulosa receta que es muy típica en Andalucía.

Como ingrediente principal para el embebido, y en contraposición con las torrijas tradicionales madrileñas, utilizaremos vino en vez de leche. Ya conoceréis otras versiones de torrijas con vino, pero ésta concretamente es bastante especial pues emplearemos Manzanilla de Sanlúcar que impregnará el pan con un intenso y característico sabor a tierras Gaditanas. Por otro lado, bañaremos nuestras rebanadas de pan especial de torrijas en un delicioso almíbar de azúcar y miel preparado con cariño y paciencia.

Comprobaréis que la combinación del vino y el almíbar provocará una sensación diferente en vuestro paladar, un endulzamiento perfumado de vuestros sentidos con aires del mismísimo Guadalquivir. Y os recomiendo que, si nunca las habéis probado, lo hagáis con toda la confianza pues si os gustan esta es vuestra receta definitiva para hacer torrijas.


Emplearemos Manzanilla de Sanlúcar


Para los que no sois demasiado golosos os diré que cuando degustéis esta receta volveréis a repetir. La clave está en que vamos a preparar un almíbar intermedio, es decir, ni demasiado espeso ni demasiado líquido. El resultado final será una torrija que en el primer bocado nos mostrará una explosión de aroma y sabor irresistibles.

¡Vamos allá!

Ingredientes para 12 torrijas

- 1 barra de pan especial de torrijas o del día anterior
- Agua y Manzanilla a partes iguales (1l. en total)
- 1/4kg. de miel + 1/4kg. azúcar + 1l. agua
- 2 o 3 huevos
- Aceite de oliva virgen

Elaboración

Para que podamos hacer las torrijas sin problemas, debemos pensar bien cuáles son los pasos a seguir, disponiendo correctamente todos los ingredientes y utensilios de cocina de acuerdo a lo siguiente:

1) Preparar el almíbar y apartar en un recipiente (ver al final).

2) Preparar la mezcla de agua y vino en un segundo recipiente. Remover bien.

3) Tomar una sartén de tamaño mediano y calentar suficiente cantidad de aceite.

4) Batir los huevos dejándolos bien espumosos y apartar en otro recipiente.

5) Cortar el pan en rebanadas.

6) Coger las primeras y dejar que absorban bien la mezcla del agua y del vino, por ambos lados.

7) Con cuidado, coger y bañar en el huevo batido las rebanadas una por una, incorporándolas en el aceite bien caliente (no os paséis, bastará que esté bien caliente pero sin que eche humo). Controlar que ambas caras quedan doradas o tostadas al gusto de cada uno.

8) Retirar el pan del aceite y llevar a un escurridor con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

9) Mientras tanto, si os coordináis, podéis repetir los pasos 4 y 5 con tandas sucesivas ya que habrá tiempo suficiente para escurrir, dar el primer baño en almíbar y colocar en la fuente una tanda de torrijas, a la vez que vais preparando otra.

10) Bañar las torrijas en el almíbar por los dos lados. Podéis aguantarlas en el recipiente hasta que llegue la tanda siguiente.

11) Verter el sobrante de almíbar en la fuente donde hemos ido colocando las torrijas.


Preparamos un almíbar con miel y azúcar


Elaboración del almíbar para torrijas:

En una cacerola ponemos las cantidades de azúcar, miel y agua indicadas y llevamos a ebullición. Mantenemos a fuego lento mientras removemos y dejamos entre 30 y 45 minutos hasta conseguir el espesor deseado. Veréis que con el tiempo el líquido irá tomando un color tostado claro.

Las torrijas tradicionales tienen ese punto adictivo gracias a la canela, pero no perdáis la oportunidad de probar éstas.


Esta variante es típica de Andalucía


Una cosa os digo, ¡en casa han volado más rápido que las anteriores!

18 comentarios:

  1. Que maravilla, que jugosas y deliciosas se ven!! Con lo que me gustan las Torrijas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro Lianxio que duraron lo mismo que un caramelo en la puerta de un colegio! Anímate y verás que buenas están. Muchas gracias y un bs.

      Eliminar
  2. Alfonso mira que yo no soy de torrijas de vino, quizá sea porque las veces que las he probado estaban mal hechas con vino de brik,acidas............. bueno no sigo. Pero chico las tuyas tienen una pinta tan jugosa y un color tan suave que llaman a pegar un modisquito, seguro que con esa manzanilla y el almíbar están de muerte... estas si me las comería sin reparos. Que tengas una buena Semana Santa, espero que el buen tiempo os acompañe.Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosalía, conozco a varias personas que le ocurrían lo mismo que a tí y ahora son incondicionales de estas torrijas. Como veo que te ha gustado la receta lo único que puedo decirte es que hagas una prueba, aunque sea con unas poquitas, y verás como cambia enseguida tu parecer. Muchísimas gracias por tu comentario y que lo pases muy bien estos días festivos. Besos!

      Eliminar
  3. Son diferentes a las que yo conozco, te cojo una pa probar y te invito a que te pases por mi blog y pruebes las mías!
    Feliz Semana Santa!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te doy un trocito sin problemas! Me paso por tu blog para que me invites a merendar, que ya tengo hambreeeee. Pásalo bien igualmente y mil gracias María.

      Eliminar
  4. Son fantásticas así de jugosas :) me relamo! Por cierto me quedo por aquí de seguidora para no perderme nada de nada. Un beso!

    Recetas de una gatita enamorada
    http://recetasde2.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nikichan! Me alegro que te haya gustado mi receta y mi blog. Besos!

      Eliminar
  5. Amigo Alfonso, gracias por tu gentil comentario en mi blog de cocina de Valencia, ya sabes cuando quieras algún menú valenciano, no hace falta que cojas el AVE, sino vienes a verme a mi blog, y aquí estaré con cositas nuevas. Por cierto, tus torrijas tienen un a pinta suprema, estoy por lamer el monitor a ver si me saben a algo xdd. Te espero próximamente en mi blog http://valenciagastronomic.blogspot.com.es

    Un saludo desde Valencia, chefgonin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ChefGonin, cuando requiera de conocimientos de tu tierra acudiré a tu blog que es más rápido que el tren! Muchas gracias por tu comentario y me haré seguidor tuyo para no perderme tus recetas. Un saludo.

      Eliminar
  6. Adorei a receita... Huuuuuuummmmmm!!!
    Sempre que dou uma espiadinha em seu Blog fico com "água na boca" com tudo que vejo :0)
    Tenha uma Excelente Páscoa!!!
    Beijos Márcia (Rio de Janeiro - Brasil).

    http://decolherpracolher.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marcia, me alegro que se te haga la boca agua con mis recetas! Feliz Semana Santa igualmente para ti. Besos

      Eliminar
  7. Alfonso, soy de las que siempre han preferido las torrijas típicas madrileñas, como nos has recordado tú: con una base importante de leche, y yo, como buena madrileña, me apunto a las de leche. Sin embargo mi suegra hace unas mojadas en vino dulce y con un almíbar que están buenísimas. Puede que se parezca mucho a tu receta, que tan bien nos has vendido. Y pinta estupenda tienen. Ese corte lo dice todo y sobran las palabras.

    Una pena que este año no vaya a disfrutar de torrijas :( No me da el tiempo para mucho más.

    Un beso y feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda, gracias por tu visita. Ambas variantes tienen su aquel pero ya decía en el post que la canela de las primeras hace que se hagan irresistibles y se vuelven adictivas! Respecto a las de vino, ya sabes que se elaboran con tinto, blanco, licores varios, etc y simplemente hay que probarlas a ver si te gustan o cuál te gusta más. Este año próximo probaré con otros condimentos pues seguro que me llevo alguna grata sorpresa, estoy seguro. Besos y pasa felices días.

      Eliminar
  8. Hola Alfonso!
    Hacía tiempo que no pasaba por tu blog y como siempre me ha encantado, la presentación es muy bonita. Estas torrijas son muy apetecibles así que me llevo la receta.
    Besitos desde,

    conpdepimienta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto tiempo Ángela, me alegro que hayas vuelto y sobre todo que te haya gustado! Gracias, pruébala y ya me contarás qué tal. Besos.

      Eliminar
  9. Alfonso, qué delicia, pura crema que se deshace en la boca. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar

Sígueme por Email

26 de marzo de 2013

TORRIJAS CON VINO Y ALMÍBAR

Antes de terminar la Semana Santa, no quería dejar de presentaros esta fabulosa receta que es muy típica en Andalucía.

Como ingrediente principal para el embebido, y en contraposición con las torrijas tradicionales madrileñas, utilizaremos vino en vez de leche. Ya conoceréis otras versiones de torrijas con vino, pero ésta concretamente es bastante especial pues emplearemos Manzanilla de Sanlúcar que impregnará el pan con un intenso y característico sabor a tierras Gaditanas. Por otro lado, bañaremos nuestras rebanadas de pan especial de torrijas en un delicioso almíbar de azúcar y miel preparado con cariño y paciencia.

Comprobaréis que la combinación del vino y el almíbar provocará una sensación diferente en vuestro paladar, un endulzamiento perfumado de vuestros sentidos con aires del mismísimo Guadalquivir. Y os recomiendo que, si nunca las habéis probado, lo hagáis con toda la confianza pues si os gustan esta es vuestra receta definitiva para hacer torrijas.


Emplearemos Manzanilla de Sanlúcar


Para los que no sois demasiado golosos os diré que cuando degustéis esta receta volveréis a repetir. La clave está en que vamos a preparar un almíbar intermedio, es decir, ni demasiado espeso ni demasiado líquido. El resultado final será una torrija que en el primer bocado nos mostrará una explosión de aroma y sabor irresistibles.

¡Vamos allá!

Ingredientes para 12 torrijas

- 1 barra de pan especial de torrijas o del día anterior
- Agua y Manzanilla a partes iguales (1l. en total)
- 1/4kg. de miel + 1/4kg. azúcar + 1l. agua
- 2 o 3 huevos
- Aceite de oliva virgen

Elaboración

Para que podamos hacer las torrijas sin problemas, debemos pensar bien cuáles son los pasos a seguir, disponiendo correctamente todos los ingredientes y utensilios de cocina de acuerdo a lo siguiente:

1) Preparar el almíbar y apartar en un recipiente (ver al final).

2) Preparar la mezcla de agua y vino en un segundo recipiente. Remover bien.

3) Tomar una sartén de tamaño mediano y calentar suficiente cantidad de aceite.

4) Batir los huevos dejándolos bien espumosos y apartar en otro recipiente.

5) Cortar el pan en rebanadas.

6) Coger las primeras y dejar que absorban bien la mezcla del agua y del vino, por ambos lados.

7) Con cuidado, coger y bañar en el huevo batido las rebanadas una por una, incorporándolas en el aceite bien caliente (no os paséis, bastará que esté bien caliente pero sin que eche humo). Controlar que ambas caras quedan doradas o tostadas al gusto de cada uno.

8) Retirar el pan del aceite y llevar a un escurridor con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

9) Mientras tanto, si os coordináis, podéis repetir los pasos 4 y 5 con tandas sucesivas ya que habrá tiempo suficiente para escurrir, dar el primer baño en almíbar y colocar en la fuente una tanda de torrijas, a la vez que vais preparando otra.

10) Bañar las torrijas en el almíbar por los dos lados. Podéis aguantarlas en el recipiente hasta que llegue la tanda siguiente.

11) Verter el sobrante de almíbar en la fuente donde hemos ido colocando las torrijas.


Preparamos un almíbar con miel y azúcar


Elaboración del almíbar para torrijas:

En una cacerola ponemos las cantidades de azúcar, miel y agua indicadas y llevamos a ebullición. Mantenemos a fuego lento mientras removemos y dejamos entre 30 y 45 minutos hasta conseguir el espesor deseado. Veréis que con el tiempo el líquido irá tomando un color tostado claro.

Las torrijas tradicionales tienen ese punto adictivo gracias a la canela, pero no perdáis la oportunidad de probar éstas.


Esta variante es típica de Andalucía


Una cosa os digo, ¡en casa han volado más rápido que las anteriores!

18 comentarios:

  1. Que maravilla, que jugosas y deliciosas se ven!! Con lo que me gustan las Torrijas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro Lianxio que duraron lo mismo que un caramelo en la puerta de un colegio! Anímate y verás que buenas están. Muchas gracias y un bs.

      Eliminar
  2. Alfonso mira que yo no soy de torrijas de vino, quizá sea porque las veces que las he probado estaban mal hechas con vino de brik,acidas............. bueno no sigo. Pero chico las tuyas tienen una pinta tan jugosa y un color tan suave que llaman a pegar un modisquito, seguro que con esa manzanilla y el almíbar están de muerte... estas si me las comería sin reparos. Que tengas una buena Semana Santa, espero que el buen tiempo os acompañe.Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosalía, conozco a varias personas que le ocurrían lo mismo que a tí y ahora son incondicionales de estas torrijas. Como veo que te ha gustado la receta lo único que puedo decirte es que hagas una prueba, aunque sea con unas poquitas, y verás como cambia enseguida tu parecer. Muchísimas gracias por tu comentario y que lo pases muy bien estos días festivos. Besos!

      Eliminar
  3. Son diferentes a las que yo conozco, te cojo una pa probar y te invito a que te pases por mi blog y pruebes las mías!
    Feliz Semana Santa!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te doy un trocito sin problemas! Me paso por tu blog para que me invites a merendar, que ya tengo hambreeeee. Pásalo bien igualmente y mil gracias María.

      Eliminar
  4. Son fantásticas así de jugosas :) me relamo! Por cierto me quedo por aquí de seguidora para no perderme nada de nada. Un beso!

    Recetas de una gatita enamorada
    http://recetasde2.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nikichan! Me alegro que te haya gustado mi receta y mi blog. Besos!

      Eliminar
  5. Amigo Alfonso, gracias por tu gentil comentario en mi blog de cocina de Valencia, ya sabes cuando quieras algún menú valenciano, no hace falta que cojas el AVE, sino vienes a verme a mi blog, y aquí estaré con cositas nuevas. Por cierto, tus torrijas tienen un a pinta suprema, estoy por lamer el monitor a ver si me saben a algo xdd. Te espero próximamente en mi blog http://valenciagastronomic.blogspot.com.es

    Un saludo desde Valencia, chefgonin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ChefGonin, cuando requiera de conocimientos de tu tierra acudiré a tu blog que es más rápido que el tren! Muchas gracias por tu comentario y me haré seguidor tuyo para no perderme tus recetas. Un saludo.

      Eliminar
  6. Adorei a receita... Huuuuuuummmmmm!!!
    Sempre que dou uma espiadinha em seu Blog fico com "água na boca" com tudo que vejo :0)
    Tenha uma Excelente Páscoa!!!
    Beijos Márcia (Rio de Janeiro - Brasil).

    http://decolherpracolher.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marcia, me alegro que se te haga la boca agua con mis recetas! Feliz Semana Santa igualmente para ti. Besos

      Eliminar
  7. Alfonso, soy de las que siempre han preferido las torrijas típicas madrileñas, como nos has recordado tú: con una base importante de leche, y yo, como buena madrileña, me apunto a las de leche. Sin embargo mi suegra hace unas mojadas en vino dulce y con un almíbar que están buenísimas. Puede que se parezca mucho a tu receta, que tan bien nos has vendido. Y pinta estupenda tienen. Ese corte lo dice todo y sobran las palabras.

    Una pena que este año no vaya a disfrutar de torrijas :( No me da el tiempo para mucho más.

    Un beso y feliz Semana Santa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yolanda, gracias por tu visita. Ambas variantes tienen su aquel pero ya decía en el post que la canela de las primeras hace que se hagan irresistibles y se vuelven adictivas! Respecto a las de vino, ya sabes que se elaboran con tinto, blanco, licores varios, etc y simplemente hay que probarlas a ver si te gustan o cuál te gusta más. Este año próximo probaré con otros condimentos pues seguro que me llevo alguna grata sorpresa, estoy seguro. Besos y pasa felices días.

      Eliminar
  8. Hola Alfonso!
    Hacía tiempo que no pasaba por tu blog y como siempre me ha encantado, la presentación es muy bonita. Estas torrijas son muy apetecibles así que me llevo la receta.
    Besitos desde,

    conpdepimienta.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto tiempo Ángela, me alegro que hayas vuelto y sobre todo que te haya gustado! Gracias, pruébala y ya me contarás qué tal. Besos.

      Eliminar
  9. Alfonso, qué delicia, pura crema que se deshace en la boca. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar

Google+ Directo