Encuéntranos en Google+.

9 de junio de 2013

MERMELADA DE ALBARICOQUES

En esta ocasión voy a mostraros cómo hacer una deliciosa mermelada casera de albaricoques, aprovechando que estamos en temporada.


Vamos a aprovechar esos restos de fruta que tenemos


En primavera y verano disponemos de una fruta con unos sabores y aromas totalmente distintos a la que nos ofrecen las otras estaciones del año, con unos aromas y sabores que denotan frescor e invitan a tener sensaciones muy diferentes y a la vez atractivas para nuestros sentidos.

La elaboración de mermeladas es muy recomendable cuando tenemos restos de fruta que al final han quedado en el olvido en un rincón de nuestra nevera. Para no tener que desperdiciarlos hoy os propongo, independientemente que os guste para tomarla con pan y mantequilla casera o para coberturas y rellenos de múltiples recetas de repostería como la Sacher Torte, hacer vuestra propia mermelada para que veáis la diferencia con las que normalmente encontramos en el supermercado.

Cierto es, existen muy buenas marcas con resultados excelentes, pero no dejan de ser productos hechos en una fábrica; otra cosa es lo que nos ofrecen muchas explotaciones de elaboración ecológica, lo que sale de los obradores de algunos monasterios y conventos, etc.

Vamos con esta receta sencilla para hacer mermelada casera.

Ingredientes (para obtener 1kg.)

- 750gr. de albaricoques o damascos
- 500gr. de azúcar blanquilla

Elaboración

Lo primero que debemos saber es que lo usual para una mermelada, aunque depende de las frutas que se utilicen, sería utilizar una proporción de 1:1 en sus ingredientes.

Al ver las cantidades ya estaréis pensando que éstas no cuadran... Estáis en lo cierto, pero no cuadran por 2 razones:

La primera porque tenemos que deshuesar la fruta, lo cual reducirá el peso final, y la segunda porque he querido utilizar voluntariamente un poco menos de azúcar de lo usual.

Encontraréis muchas recetas en las cuales se recomienda el uso de zumo de limón con el fin de liberar peptina y así conseguir una textura compacta de la mermelada. Yo no lo he hecho y os aseguro que no hace ninguna falta, salvo que tengáis especial interés en usarlo. En este caso, necesitaréis el zumo de medio limón.

Empezamos lavando la fruta y mientras la troceamos bastamente retiramos los huesos y la colocamos en un recipiente.


Lavamos y troceamos la fruta


Añadimos el azúcar poco a poco, mientras vamos removiendo hasta completar la cantidad indicada.


Mezclamos con el azúcar


Dejaremos reposar a temperatura ambiente 2 o 3 horas, durante las cuales veréis como se irán mezclando los jugos de la fruta con el azúcar formando un almíbar delicioso.


Dejamos macerar unas cuantas horas


Este es un buen momento para esterilizar un tarro de cristal o los que vayáis a necesitar para poder preservar nuestra mermelada casera.

Por último, incorporamos la mezcla en una cacerola del tamaño apropiado y encendemos el fuego. Una vez comience a hervir, bajamos al mínimo y dejamos unos 45 minutos removiendo de vez en cuando.


Ponemos a cocer a fuego lento unos 45 minutos


Se dice que el punto adecuado para la mermelada está en el momento que al ponerla en una superficie y dejando que se enfríe, al pasar un dedo por ella el surco que deja se mantiene intacto y la mermelada no vuelve a su forma inicial.


Estamos atentos para obtener el punto


Una vez la tengamos lista, podremos verter en caliente directamente en los tarros que hemos preparado anteriormente. Dejaremos enfriar para luego taparlos e introducirlos en la nevera para una correcta conservación.


Guardamos en botes esterilizados


¿Qué os ha parecido? La verdad que resulta una tarea bastante sencilla y el resultado lo merece.


Una vez enfriada podemos utilizarla con pan tostado, por ejemplo


Yo la he estrenado en unas tostadas con mantequilla y ¡no veas qué buenas estaban!


También resulta excelente para rellenos y coberturas

18 comentarios:

  1. La verdad ,vale la pena hacer mermeladas.
    Te ha quedado genial!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Pilar, son fantásticas y muy ricas. Un saludo.

      Eliminar
  2. Quando criança eu experimentei esta fruta deliciosa.Mas agora, eu não consigo mais achar por aqui... Sua receita trouxe muitas lembranças e me deixou com "água na boca".
    Um Bom Domingo e uma Excelente Semana :0)
    Beijos Márcia (Rio de Janeiro - Brasil)

    http://decolherpracolher.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcia por tus comentarios! Si no encuentras albaricoques no pasa nada pues en Brasil tenéis frutas muy ricas y sabrosas con las que hacer una fantástica mermelada. besos

      Eliminar
  3. Que rica, tengo que hacerla algun dia porque nunca he probado la casera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la había probado en bastantes ocasiones anteriormente, aunque esta es la primera vez que la hago yo mismo. Anímate y verás como lo hecho en casa sabe mejorrrr!

      Eliminar
  4. Que rica! La voy a hacer! Me gustan mucho tus recetas, por eso tienes una sorpresita en mi blog El Aleteo de la Mariposa. Un besin, Cheli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cheli, vaya sorpresa por la mañana! Me alegra que te gusten las recetas que tengo y espero que te salga rica esta mermelada; ahora mismo visito tu blog. Besos

      Eliminar
  5. Te ha quedado fabulosa y lo rica que está. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con un sabor intenso que no te lo puedes creer, Clara!

      Eliminar
  6. Holaaa, me parece una maravilla elaborar las mermeladas en casa. Yo estoy esperando a que bajen un poco de precio que donde vivo por lo menos aún están caros. Te ha quedado extraordinaria, da gusto verla!
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Marisa. Como dices, es todo un lujo poder disfrutar de algo así y te animo a que la prepares en casa en cuanto puedas si os gusta. Menuda diferencia! Gracias y besos.

      Eliminar
  7. ¡Qué rica!a mi este año se me han helado las flores del albaricoquero, así que tendré que comprar albaricoques si quiero hacer mermelada. Desde que se me acabó la que tenía mi hijo no quiere otra, sólo le gustan las mermeladas que yo hago, y es que tienes razón, lo comprado no es ni parecido.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener un árbol de albaricoque en casa ya es todo un lujazo, que no todos podemos permitirnos! Lástima que no haya dado frutos esta temporada, aunque siempre nos queda el mercado para poder salir del paso no? ja ja, tu hija sí que sabe, es toda una gourmet! Gracias Cristina.

      Eliminar
  8. Esta es como la de mi tarta de brevas Alfonso... en la vida vuelvo a comprar del super ... queda riquísima y tu decides la cantidad de dulce que la quieres....
    Me encanta!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Victoria! Las tartas quedan fabulosas con esos rellenos caseros que preparamos, son un toque de distinción, algo que casi no puede expresarse con palabras porque hay que degustarlo para comprobarlo. Muchas gracias por tu comentario y un beso.

      Eliminar
  9. Hola!! Te he dado un premio, pasate por mi blog si quieres recogerlo:
    http://dulcesdesonia.blogspot.com.es/2013/06/bizcocho-de-colores-y-un-premio.html

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia, vaya sorpresa! Muchísimas gracias por tu premio, ahora me paso por tu blog a echar un vistazo. Un saludo.

      Eliminar

Sígueme por Email

9 de junio de 2013

MERMELADA DE ALBARICOQUES

En esta ocasión voy a mostraros cómo hacer una deliciosa mermelada casera de albaricoques, aprovechando que estamos en temporada.


Vamos a aprovechar esos restos de fruta que tenemos


En primavera y verano disponemos de una fruta con unos sabores y aromas totalmente distintos a la que nos ofrecen las otras estaciones del año, con unos aromas y sabores que denotan frescor e invitan a tener sensaciones muy diferentes y a la vez atractivas para nuestros sentidos.

La elaboración de mermeladas es muy recomendable cuando tenemos restos de fruta que al final han quedado en el olvido en un rincón de nuestra nevera. Para no tener que desperdiciarlos hoy os propongo, independientemente que os guste para tomarla con pan y mantequilla casera o para coberturas y rellenos de múltiples recetas de repostería como la Sacher Torte, hacer vuestra propia mermelada para que veáis la diferencia con las que normalmente encontramos en el supermercado.

Cierto es, existen muy buenas marcas con resultados excelentes, pero no dejan de ser productos hechos en una fábrica; otra cosa es lo que nos ofrecen muchas explotaciones de elaboración ecológica, lo que sale de los obradores de algunos monasterios y conventos, etc.

Vamos con esta receta sencilla para hacer mermelada casera.

Ingredientes (para obtener 1kg.)

- 750gr. de albaricoques o damascos
- 500gr. de azúcar blanquilla

Elaboración

Lo primero que debemos saber es que lo usual para una mermelada, aunque depende de las frutas que se utilicen, sería utilizar una proporción de 1:1 en sus ingredientes.

Al ver las cantidades ya estaréis pensando que éstas no cuadran... Estáis en lo cierto, pero no cuadran por 2 razones:

La primera porque tenemos que deshuesar la fruta, lo cual reducirá el peso final, y la segunda porque he querido utilizar voluntariamente un poco menos de azúcar de lo usual.

Encontraréis muchas recetas en las cuales se recomienda el uso de zumo de limón con el fin de liberar peptina y así conseguir una textura compacta de la mermelada. Yo no lo he hecho y os aseguro que no hace ninguna falta, salvo que tengáis especial interés en usarlo. En este caso, necesitaréis el zumo de medio limón.

Empezamos lavando la fruta y mientras la troceamos bastamente retiramos los huesos y la colocamos en un recipiente.


Lavamos y troceamos la fruta


Añadimos el azúcar poco a poco, mientras vamos removiendo hasta completar la cantidad indicada.


Mezclamos con el azúcar


Dejaremos reposar a temperatura ambiente 2 o 3 horas, durante las cuales veréis como se irán mezclando los jugos de la fruta con el azúcar formando un almíbar delicioso.


Dejamos macerar unas cuantas horas


Este es un buen momento para esterilizar un tarro de cristal o los que vayáis a necesitar para poder preservar nuestra mermelada casera.

Por último, incorporamos la mezcla en una cacerola del tamaño apropiado y encendemos el fuego. Una vez comience a hervir, bajamos al mínimo y dejamos unos 45 minutos removiendo de vez en cuando.


Ponemos a cocer a fuego lento unos 45 minutos


Se dice que el punto adecuado para la mermelada está en el momento que al ponerla en una superficie y dejando que se enfríe, al pasar un dedo por ella el surco que deja se mantiene intacto y la mermelada no vuelve a su forma inicial.


Estamos atentos para obtener el punto


Una vez la tengamos lista, podremos verter en caliente directamente en los tarros que hemos preparado anteriormente. Dejaremos enfriar para luego taparlos e introducirlos en la nevera para una correcta conservación.


Guardamos en botes esterilizados


¿Qué os ha parecido? La verdad que resulta una tarea bastante sencilla y el resultado lo merece.


Una vez enfriada podemos utilizarla con pan tostado, por ejemplo


Yo la he estrenado en unas tostadas con mantequilla y ¡no veas qué buenas estaban!


También resulta excelente para rellenos y coberturas

18 comentarios:

  1. La verdad ,vale la pena hacer mermeladas.
    Te ha quedado genial!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Pilar, son fantásticas y muy ricas. Un saludo.

      Eliminar
  2. Quando criança eu experimentei esta fruta deliciosa.Mas agora, eu não consigo mais achar por aqui... Sua receita trouxe muitas lembranças e me deixou com "água na boca".
    Um Bom Domingo e uma Excelente Semana :0)
    Beijos Márcia (Rio de Janeiro - Brasil)

    http://decolherpracolher.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcia por tus comentarios! Si no encuentras albaricoques no pasa nada pues en Brasil tenéis frutas muy ricas y sabrosas con las que hacer una fantástica mermelada. besos

      Eliminar
  3. Que rica, tengo que hacerla algun dia porque nunca he probado la casera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la había probado en bastantes ocasiones anteriormente, aunque esta es la primera vez que la hago yo mismo. Anímate y verás como lo hecho en casa sabe mejorrrr!

      Eliminar
  4. Que rica! La voy a hacer! Me gustan mucho tus recetas, por eso tienes una sorpresita en mi blog El Aleteo de la Mariposa. Un besin, Cheli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cheli, vaya sorpresa por la mañana! Me alegra que te gusten las recetas que tengo y espero que te salga rica esta mermelada; ahora mismo visito tu blog. Besos

      Eliminar
  5. Te ha quedado fabulosa y lo rica que está. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con un sabor intenso que no te lo puedes creer, Clara!

      Eliminar
  6. Holaaa, me parece una maravilla elaborar las mermeladas en casa. Yo estoy esperando a que bajen un poco de precio que donde vivo por lo menos aún están caros. Te ha quedado extraordinaria, da gusto verla!
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Marisa. Como dices, es todo un lujo poder disfrutar de algo así y te animo a que la prepares en casa en cuanto puedas si os gusta. Menuda diferencia! Gracias y besos.

      Eliminar
  7. ¡Qué rica!a mi este año se me han helado las flores del albaricoquero, así que tendré que comprar albaricoques si quiero hacer mermelada. Desde que se me acabó la que tenía mi hijo no quiere otra, sólo le gustan las mermeladas que yo hago, y es que tienes razón, lo comprado no es ni parecido.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tener un árbol de albaricoque en casa ya es todo un lujazo, que no todos podemos permitirnos! Lástima que no haya dado frutos esta temporada, aunque siempre nos queda el mercado para poder salir del paso no? ja ja, tu hija sí que sabe, es toda una gourmet! Gracias Cristina.

      Eliminar
  8. Esta es como la de mi tarta de brevas Alfonso... en la vida vuelvo a comprar del super ... queda riquísima y tu decides la cantidad de dulce que la quieres....
    Me encanta!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Victoria! Las tartas quedan fabulosas con esos rellenos caseros que preparamos, son un toque de distinción, algo que casi no puede expresarse con palabras porque hay que degustarlo para comprobarlo. Muchas gracias por tu comentario y un beso.

      Eliminar
  9. Hola!! Te he dado un premio, pasate por mi blog si quieres recogerlo:
    http://dulcesdesonia.blogspot.com.es/2013/06/bizcocho-de-colores-y-un-premio.html

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sonia, vaya sorpresa! Muchísimas gracias por tu premio, ahora me paso por tu blog a echar un vistazo. Un saludo.

      Eliminar

Google+ Directo