Encuéntranos en Google+.

8 de septiembre de 2013

COQUINAS AL AJILLO

EL FINAL DEL VERANO

Después de las vacaciones vamos a ir tomando contacto a ver si nos normalizamos un poquito, ponemos en marcha los fogones de nuevo y seguimos ofreciendo simples, sanas y deliciosas recetas caseras.


Las coquinas de Sanlúcar difieren en tamaño de las de Huelva


A los que nos gustan las delicias del mar, sabemos que unas coquinas son unas coquinas. Pocas cosas están a su altura y degustarlas se convierte en un placer y a la vez en una pequeña obsesión compulsiva, como si de pipas se tratase. Quien se pide o prepara una ración de coquinas sabe qué está haciendo y por qué lo está haciendo.

Chupar es fundamental. No nos asustemos, hablo de chupar y disfrutar chupando, uno de los mayores placeres que se complementa perfectamente con nuestra función y necesidad puramente fisiológica de alimentarnos. Degustar no sólo consiste en probar un bocado y saborearlo, es mucho más que eso. Debemos de crear una parafernalia, un ambiente en el que poder poner en práctica y desarrollar nuestros 5 sentidos, disfrutar comiendo y poder recrearte de forma controlada.

Tomarnos unas coquinas bien hechas es uno de los mejores entrenamientos para aprender a disfrutar mientras comemos. Para ello vamos a tener que comer con las manos, aflorando nuestro instinto animal más básico y que debemos valorar para saber de qué estamos hablando.

Después de la obligada visita a la plaza de abastos durante mis vacaciones, no podía dejar pasar la oportunidad de llevarme una malla de coquinas vivas. Por cierto, ¿recordáis cuando preparamos aquellos langostinos de Sanlúcar el año pasado?

Ingredientes para 4 personas

- 1kg. de coquinas recién cogidas
- 3 dientes de ajo
- 3 ramas de perejil
- Manzanilla de Sanlúcar
- Aceite de oliva virgen y sal marina

Elaboración

1- Ponemos las coquinas en remojo con un buen puñado de sal marina porque necesitamos que se depuren antes de cocinarlas. Hacemos 2 o 3 cambios de agua hasta que veamos que el agua se aclara.


Depuramos las coquinas, deben estar bien limpias


2- Reservamos en un escurridor y vamos pelando y picando los ajos y el perejil.


Este bivalvo es particularmente delicioso


3- Podemos hacerlas en una sartén grande o en olla baja y ancha. Añadimos un poco de aceite de oliva y comenzamos a dorar el ajo a fuego medio.


Doramos el ajo


4- Incorporamos las coquinas y removemos bien. Veréis cómo las conchas se irán abriendo con el calor, añadimos un vaso de Manzanilla o un buen vino blanco que tengáis a mano y finalmente el perejil.


Ajo, perejil y Manzanilla. Simple y delicioso.


5- Removemos un poco más dejando que el alcohol se evapore y apartamos del fuego cuando el bivalvo esté a nuestro gusto.

Hoy no nos podemos quejar, productos del mar en nuestra mesa cocinados de forma rápida, sencilla y para chuparse los dedos.


Preparad el pan para mojar


Ah! y no olvidéis tener pan a mano. ¡No podréis resistiros a mojarlo en la salsa!

Para terminar os dejo una instantánea llena de recuerdos.


Playa de Sanlúcar

6 comentarios:

  1. Sabor a mar en estado puro. Es el sabor del verano también.
    Feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén, efectivamente es como si te bebieses un trago de mar! Besos

      Eliminar
  2. Qué bodegón!!! Una receta tan sencilla como sabrosa y que razón tienes... son viciosillas las coquinas es un empezar y no poder parar... fantástica receta, una pena no poder disfrutarla y tener que contentarme con mirarla y leerla. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, a ver si puedes conseguirlas y te das un caprichito! Es cierto, qué facilidad para comérselas eh?

      Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  3. Con lo que me gustan a mi las coquinas, son una delicattesem en toda regla. Este es un plato lleno de recuerdos a verano, a mar, a sur... Vamos que me ha encantado! Lo que daria yo por comerme un plato de coquinas al ajillo como el tuyo! Un abrazo fuerte y animo con la vuelta a la rutina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Álvaro, me alegro de volver a "verte" por aquí!

      Si por el momento no puedes disfrutar de ellas, al menos deleitate con las fotos y el olorcillo que sale de la pantalla :-P, jeje!

      Eliminar

Sígueme por Email

8 de septiembre de 2013

COQUINAS AL AJILLO

EL FINAL DEL VERANO

Después de las vacaciones vamos a ir tomando contacto a ver si nos normalizamos un poquito, ponemos en marcha los fogones de nuevo y seguimos ofreciendo simples, sanas y deliciosas recetas caseras.


Las coquinas de Sanlúcar difieren en tamaño de las de Huelva


A los que nos gustan las delicias del mar, sabemos que unas coquinas son unas coquinas. Pocas cosas están a su altura y degustarlas se convierte en un placer y a la vez en una pequeña obsesión compulsiva, como si de pipas se tratase. Quien se pide o prepara una ración de coquinas sabe qué está haciendo y por qué lo está haciendo.

Chupar es fundamental. No nos asustemos, hablo de chupar y disfrutar chupando, uno de los mayores placeres que se complementa perfectamente con nuestra función y necesidad puramente fisiológica de alimentarnos. Degustar no sólo consiste en probar un bocado y saborearlo, es mucho más que eso. Debemos de crear una parafernalia, un ambiente en el que poder poner en práctica y desarrollar nuestros 5 sentidos, disfrutar comiendo y poder recrearte de forma controlada.

Tomarnos unas coquinas bien hechas es uno de los mejores entrenamientos para aprender a disfrutar mientras comemos. Para ello vamos a tener que comer con las manos, aflorando nuestro instinto animal más básico y que debemos valorar para saber de qué estamos hablando.

Después de la obligada visita a la plaza de abastos durante mis vacaciones, no podía dejar pasar la oportunidad de llevarme una malla de coquinas vivas. Por cierto, ¿recordáis cuando preparamos aquellos langostinos de Sanlúcar el año pasado?

Ingredientes para 4 personas

- 1kg. de coquinas recién cogidas
- 3 dientes de ajo
- 3 ramas de perejil
- Manzanilla de Sanlúcar
- Aceite de oliva virgen y sal marina

Elaboración

1- Ponemos las coquinas en remojo con un buen puñado de sal marina porque necesitamos que se depuren antes de cocinarlas. Hacemos 2 o 3 cambios de agua hasta que veamos que el agua se aclara.


Depuramos las coquinas, deben estar bien limpias


2- Reservamos en un escurridor y vamos pelando y picando los ajos y el perejil.


Este bivalvo es particularmente delicioso


3- Podemos hacerlas en una sartén grande o en olla baja y ancha. Añadimos un poco de aceite de oliva y comenzamos a dorar el ajo a fuego medio.


Doramos el ajo


4- Incorporamos las coquinas y removemos bien. Veréis cómo las conchas se irán abriendo con el calor, añadimos un vaso de Manzanilla o un buen vino blanco que tengáis a mano y finalmente el perejil.


Ajo, perejil y Manzanilla. Simple y delicioso.


5- Removemos un poco más dejando que el alcohol se evapore y apartamos del fuego cuando el bivalvo esté a nuestro gusto.

Hoy no nos podemos quejar, productos del mar en nuestra mesa cocinados de forma rápida, sencilla y para chuparse los dedos.


Preparad el pan para mojar


Ah! y no olvidéis tener pan a mano. ¡No podréis resistiros a mojarlo en la salsa!

Para terminar os dejo una instantánea llena de recuerdos.


Playa de Sanlúcar

6 comentarios:

  1. Sabor a mar en estado puro. Es el sabor del verano también.
    Feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Belén, efectivamente es como si te bebieses un trago de mar! Besos

      Eliminar
  2. Qué bodegón!!! Una receta tan sencilla como sabrosa y que razón tienes... son viciosillas las coquinas es un empezar y no poder parar... fantástica receta, una pena no poder disfrutarla y tener que contentarme con mirarla y leerla. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, a ver si puedes conseguirlas y te das un caprichito! Es cierto, qué facilidad para comérselas eh?

      Muchas gracias y un abrazo.

      Eliminar
  3. Con lo que me gustan a mi las coquinas, son una delicattesem en toda regla. Este es un plato lleno de recuerdos a verano, a mar, a sur... Vamos que me ha encantado! Lo que daria yo por comerme un plato de coquinas al ajillo como el tuyo! Un abrazo fuerte y animo con la vuelta a la rutina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Álvaro, me alegro de volver a "verte" por aquí!

      Si por el momento no puedes disfrutar de ellas, al menos deleitate con las fotos y el olorcillo que sale de la pantalla :-P, jeje!

      Eliminar

Google+ Directo