Encuéntranos en Google+.

17 de noviembre de 2013

FLAMENQUÍN CASERO PASO A PASO

¿Quién no ha oído hablar del flamenquín? ¿Quién no lo ha probado todavía? Hoy os presento un fabuloso plato andaluz, cuyo origen no está claramente definido pues tanto cordobeses, jienenses y sevillanos se lo atribuyen.


Presentamos, cortando en rodajas y acompañando de ensalada

Si leéis un poco sobre este asunto veréis que la información con la que contamos es muy dispar e interesante, pero si hay algo que tengo claro es que mis flamenquines preferidos los he degustado en Écija, provincia de Sevilla, sin desmerecer al resto independientemente del origen real de la receta y su curiosa denominación.

A mí personalmente me gusta pensar que el nombre le fue otorgado por la similitud de color con el pelo de nuestros históricos Tercios de Flandes, símbolo militar de estrategia y fortaleza en los siglos XVI y XVII cuando las batallas sólo se contaban como victorias.

Dejando aparte el aspecto bélico de esta típica tapa o pincho andaluz, hoy os mostraré como realizar unos auténticos flamenquines caseros con poco esfuerzo, mucho cariño como siempre y ganas, eso que nunca nos falte.

Ingredientes para 4 personas

- 8 filetes de cerdo
- 8 lonchas de jamón serrano
- 1 lata de pimiento rojo
- 100gr. queso
- 1 huevo duro para el relleno y otro batido para el rebozado
- Harina y pan rallado
- Aceite de oliva y sal

Para ahorrarnos un poco de trabajo, pedidle al carnicero unos filetes de cerdo lo suficientemente extensos como para poder enrollarlos con los ingredientes necesarios. Si no hay suerte, como hoy ha sido mi caso, no pasa nada pero tendremos que demostrar una habilidad suplementaria como es la de coser.

En cuanto a la calidad de los ingredientes, como siempre digo, compraremos lo que tengamos a nuestro alcance según las posibilidades y necesidades de cada uno. Lo que está claro es que con una mayor calidad de éstos conseguiremos potenciar la sinfonía de sabores y aromas, lo que agradecerán nuestros sentidos más desarrollados. Para vuestra información, la calidad de mis ingredientes utilizados es media y al alcance de cualquier mortal; también os adelanto que el resultado merece la pena y supera las expectativas iniciales.

Elaboración

Antes de comenzar a detallar los pasos para elaborar nuestros pequeños soldaditos, he comentado que probablemente tengamos que demostrar que sabemos coser. Tarea fácil, ya que únicamente sellaremos los filetes con palillos con el objeto de mantener el relleno en su sitio.

No olvidéis poner uno de los huevos, a temperatura ambiente, a cocer en agua con una pizca de sal durante unos 10 minutos. Cuando esté listo, dejamos enfriar en el mismo recipiente con agua bien fría.

1- Golpeamos los filetes con una piedra para conseguir que tengan la mayor extensión posible. Sazonamos por ambos lados y comenzamos colocando 2 de ellos, superponiendo el borde de uno sobre el otro y hacemos las tareas de costurero correspondientes. Por lo tanto, haremos 4 pre-costuras con los 8 filetes.


Unimos los filetes con palillos


2- Colocamos la loncha de jamón serrano.


Colocamos una loncha de jamón serrano


3- Cortamos el pimiento rojo en tiras a largadas y lo colocamos transversalmente, teniendo en cuenta que cuando enrollemos sigan la dirección adecuada para que el corte quede en condiciones.


Añadimos el pimiento rojo


4- Pelamos y cortamos el huevo duro en rodajas y las colocamos como más nos guste o podamos.


Añadimos el huevo duro en rodajas


Y ahora el clásico relleno con queso. Cortamos y colocamos un taco fino y alargado de vuestro queso preferido. En este caso, yo he utilizado un exquisito queso picante de Ocaña y en cuanto a la forma de colocarlo no os preocupéis porque al ser un elemento fundente vamos a poder disfrutarlo a lo largo de todo el flamenquín.

5- Enrollamos con cuidado pero de manera firme para que nos quede un conjunto compacto, el cual deberemos sellar de nuevo de la misma forma que unimos los filetes.


Enrollamos y sellamos de nuevo con palillos


6- Pasamos nuestros flamenquines por harina, teniendo en cuenta que un pequeño baño será suficiente, no hace falta ponerle mucho esmero. Luego pasamos por huevo batido e inmediatamente después por pan rallado, ahora sí, que queden bien protegidos.


Pasamos por harina, huevo batido y pan rallado


7- Por último, ponemos aceite de oliva en una sartén y calentamos. Cuando el aceite esté bien caliente freímos uno por uno nuestros flamenquines dejándolos bien doraditos.


Freímos con el aceite bien caliente por todos lados


Escurrimos y reservamos. Así haremos con los 4 hasta terminar.


El color del flamenquín recuerda al ejército de flamencos de Carlos I


Ya tenemos nuestro Tercio de Flandes preparado para la batalla.


Una tapa típica andaluza


Como podéis observar, he adornado cortando en rodajas alrededor del plato y poniendo un poco de lechuga y tomate aliñados.


Una simple ensalada para acompañar


Un bocado perfecto para comer o cenar, lleno de color y sabor.


En Écija he probado los mejores flamenquines

20 comentarios:

  1. Todo un lujo de receta , paso a paso y prersentación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lolines, espero que te ayude si no los preparas ya ;-) Un abrazo.

      Eliminar
  2. Son fantásticos, los probé en Sevilla pero eran con jamón de york y queso. Más tarde pude comprobar que esos eran "al estilo facilón" y que los auténticos eran con filetes de jamón de cerdo. No los he preparado nunca en casa pero hoy viendo los tuyos desde luego lo pondré de recordatorio en la nevera con un imán porque no quiero que se me olvide. Te han quedado extraordinarios.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toooma Marisa, en primera línea de fuego! Muchas gracias por guardar la receta en la nevera y verás como estos flamenquines dan mil vueltas a los facilones, son un auténtico lujo. Besos ;-)

      Eliminar
  3. Alfonso, qué rico y bien explicado, los mejores los he probado en Córdoba, aunque en Sevilla también los hacen muy ricos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Efectivamente los hacen muy ricos en varias provincias andaluzas. Ahora te toca hacerlos en casa, jeje, verás cómo te sorprendes ;) Un abrazo

      Eliminar
  4. Ole! Que buenos flamenquines has hecho! Nunca los he hecho y la verdad es que me encantan, con el paso a paso tan bueno fotografiado ya no tengo excusa. Te ha quedado espectacular, dan ganas de coger el tenedor y devorarlo. Un fuerte abrazo y buena semana Alfonso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Álvaro, te puedes imaginar lo que han durado en casa.... un suspiro! El resultado es tremendo y vas a quedar super satisfecho, de verdad. Hazlos y me cuentas :-D
      Un abrazo igualmente!

      Eliminar
  5. Ole, Ole y más Ole... con ese colorido tan bonito que más parece un vestido faralaes que un plato ´pa comeeeee.Vaya lujo de flamenquines...No, por dios!!!! Flamencotes, que son de impresionar. Los próximos que me marque, esta claro que serán así y no los que hacía hasta ahora, que me habían contado que se preparaban con jamón york y queso. Gracias por ilustrarme. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me alegro que te hayan gustado. La única pega lo de los palillos y todo eso, parecía más un trabajo manual que otra cosa... pero cuando los hemos comido me he dado cuenta que el esfuerzo ha merecido la pena. Te animo a que los hagas porque notarás la diferencia y te chuparás los dedos!

      Jajaj! La próxima vez les pongo un vestidito no? Besos

      Eliminar
  6. Me encantan los flamenquines, nunca los he preparado, pero cuando salgo de aperitivo siempre los pido, jejeje, ahora no tengo excusa para prepararlos, con este tutorial tan fantástico que nos has preparado :) Muy ricos!!!
    Muchas gracias por tus palabras :) y por tu visita, un placer tenerte por mi blog!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raúl, he hecho lo que he podido pero te aseguro que el resultado es increíble, vamos como los que te puedes pedir por ahí o mejor (no es por nada..) Un placer tenerte de vuelta y muchas veces! Un abrazo de vuelta para vos.

      Eliminar
  7. Me encanta como te ha quedado y la pinta que tiene es deliciosa!!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha quedado mono verdad? jeje! Muchas gracias y espero que los disfrutes. Bss.

      Eliminar
  8. Ohhhh Alfonsooo..esto es pura #cocinacallejera Andaluza!!!..me han encantado..sabes?, yo vivi muchos años en Cordoba y no puedo evitar asociarlos a esa bella ciudad y a los calores que pasábamos ahí en veranito ;)..eso si, los flamenquines, para mi lo mejor de lo mejor!!!
    Hace mucho que quiero hacer de nuevo y mira.... me encantó tu paso a paso..te robo todo ;) espero que no te importe wapeton!!!!
    Miles de besitos amigo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes Juana! Si lo llego a presentar a tu concurso, era más #cocinacallejara que el gazpacho de sandía... pero bueno otra vez será. Lo que importa es que hayas disfrutado con la receta y que te la lleves para hacerla a tu gusto, por supuesto :-)
      Muchísimas gracias por tu comentario que siempre es un placer y una inyección de moral, ya sabes.
      Besotes!

      Eliminar
  9. Que delicia Alfonso!!!! Que rico tiene que estar con ese relleno, me ha encantado. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carolina, me alegra que te gustase! Bss

      Eliminar
  10. Un plato sensacional Alfonso, aunque nunca lo he probado con el huevo duro, así que tomo nota!!!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chela! Si te gusta el huevo duro no dudes en añadirlo pues da un pequeño toque de sabor y color al flamenquín. Besos!

      Eliminar

Sígueme por Email

17 de noviembre de 2013

FLAMENQUÍN CASERO PASO A PASO

¿Quién no ha oído hablar del flamenquín? ¿Quién no lo ha probado todavía? Hoy os presento un fabuloso plato andaluz, cuyo origen no está claramente definido pues tanto cordobeses, jienenses y sevillanos se lo atribuyen.


Presentamos, cortando en rodajas y acompañando de ensalada

Si leéis un poco sobre este asunto veréis que la información con la que contamos es muy dispar e interesante, pero si hay algo que tengo claro es que mis flamenquines preferidos los he degustado en Écija, provincia de Sevilla, sin desmerecer al resto independientemente del origen real de la receta y su curiosa denominación.

A mí personalmente me gusta pensar que el nombre le fue otorgado por la similitud de color con el pelo de nuestros históricos Tercios de Flandes, símbolo militar de estrategia y fortaleza en los siglos XVI y XVII cuando las batallas sólo se contaban como victorias.

Dejando aparte el aspecto bélico de esta típica tapa o pincho andaluz, hoy os mostraré como realizar unos auténticos flamenquines caseros con poco esfuerzo, mucho cariño como siempre y ganas, eso que nunca nos falte.

Ingredientes para 4 personas

- 8 filetes de cerdo
- 8 lonchas de jamón serrano
- 1 lata de pimiento rojo
- 100gr. queso
- 1 huevo duro para el relleno y otro batido para el rebozado
- Harina y pan rallado
- Aceite de oliva y sal

Para ahorrarnos un poco de trabajo, pedidle al carnicero unos filetes de cerdo lo suficientemente extensos como para poder enrollarlos con los ingredientes necesarios. Si no hay suerte, como hoy ha sido mi caso, no pasa nada pero tendremos que demostrar una habilidad suplementaria como es la de coser.

En cuanto a la calidad de los ingredientes, como siempre digo, compraremos lo que tengamos a nuestro alcance según las posibilidades y necesidades de cada uno. Lo que está claro es que con una mayor calidad de éstos conseguiremos potenciar la sinfonía de sabores y aromas, lo que agradecerán nuestros sentidos más desarrollados. Para vuestra información, la calidad de mis ingredientes utilizados es media y al alcance de cualquier mortal; también os adelanto que el resultado merece la pena y supera las expectativas iniciales.

Elaboración

Antes de comenzar a detallar los pasos para elaborar nuestros pequeños soldaditos, he comentado que probablemente tengamos que demostrar que sabemos coser. Tarea fácil, ya que únicamente sellaremos los filetes con palillos con el objeto de mantener el relleno en su sitio.

No olvidéis poner uno de los huevos, a temperatura ambiente, a cocer en agua con una pizca de sal durante unos 10 minutos. Cuando esté listo, dejamos enfriar en el mismo recipiente con agua bien fría.

1- Golpeamos los filetes con una piedra para conseguir que tengan la mayor extensión posible. Sazonamos por ambos lados y comenzamos colocando 2 de ellos, superponiendo el borde de uno sobre el otro y hacemos las tareas de costurero correspondientes. Por lo tanto, haremos 4 pre-costuras con los 8 filetes.


Unimos los filetes con palillos


2- Colocamos la loncha de jamón serrano.


Colocamos una loncha de jamón serrano


3- Cortamos el pimiento rojo en tiras a largadas y lo colocamos transversalmente, teniendo en cuenta que cuando enrollemos sigan la dirección adecuada para que el corte quede en condiciones.


Añadimos el pimiento rojo


4- Pelamos y cortamos el huevo duro en rodajas y las colocamos como más nos guste o podamos.


Añadimos el huevo duro en rodajas


Y ahora el clásico relleno con queso. Cortamos y colocamos un taco fino y alargado de vuestro queso preferido. En este caso, yo he utilizado un exquisito queso picante de Ocaña y en cuanto a la forma de colocarlo no os preocupéis porque al ser un elemento fundente vamos a poder disfrutarlo a lo largo de todo el flamenquín.

5- Enrollamos con cuidado pero de manera firme para que nos quede un conjunto compacto, el cual deberemos sellar de nuevo de la misma forma que unimos los filetes.


Enrollamos y sellamos de nuevo con palillos


6- Pasamos nuestros flamenquines por harina, teniendo en cuenta que un pequeño baño será suficiente, no hace falta ponerle mucho esmero. Luego pasamos por huevo batido e inmediatamente después por pan rallado, ahora sí, que queden bien protegidos.


Pasamos por harina, huevo batido y pan rallado


7- Por último, ponemos aceite de oliva en una sartén y calentamos. Cuando el aceite esté bien caliente freímos uno por uno nuestros flamenquines dejándolos bien doraditos.


Freímos con el aceite bien caliente por todos lados


Escurrimos y reservamos. Así haremos con los 4 hasta terminar.


El color del flamenquín recuerda al ejército de flamencos de Carlos I


Ya tenemos nuestro Tercio de Flandes preparado para la batalla.


Una tapa típica andaluza


Como podéis observar, he adornado cortando en rodajas alrededor del plato y poniendo un poco de lechuga y tomate aliñados.


Una simple ensalada para acompañar


Un bocado perfecto para comer o cenar, lleno de color y sabor.


En Écija he probado los mejores flamenquines

20 comentarios:

  1. Todo un lujo de receta , paso a paso y prersentación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lolines, espero que te ayude si no los preparas ya ;-) Un abrazo.

      Eliminar
  2. Son fantásticos, los probé en Sevilla pero eran con jamón de york y queso. Más tarde pude comprobar que esos eran "al estilo facilón" y que los auténticos eran con filetes de jamón de cerdo. No los he preparado nunca en casa pero hoy viendo los tuyos desde luego lo pondré de recordatorio en la nevera con un imán porque no quiero que se me olvide. Te han quedado extraordinarios.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toooma Marisa, en primera línea de fuego! Muchas gracias por guardar la receta en la nevera y verás como estos flamenquines dan mil vueltas a los facilones, son un auténtico lujo. Besos ;-)

      Eliminar
  3. Alfonso, qué rico y bien explicado, los mejores los he probado en Córdoba, aunque en Sevilla también los hacen muy ricos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Efectivamente los hacen muy ricos en varias provincias andaluzas. Ahora te toca hacerlos en casa, jeje, verás cómo te sorprendes ;) Un abrazo

      Eliminar
  4. Ole! Que buenos flamenquines has hecho! Nunca los he hecho y la verdad es que me encantan, con el paso a paso tan bueno fotografiado ya no tengo excusa. Te ha quedado espectacular, dan ganas de coger el tenedor y devorarlo. Un fuerte abrazo y buena semana Alfonso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Álvaro, te puedes imaginar lo que han durado en casa.... un suspiro! El resultado es tremendo y vas a quedar super satisfecho, de verdad. Hazlos y me cuentas :-D
      Un abrazo igualmente!

      Eliminar
  5. Ole, Ole y más Ole... con ese colorido tan bonito que más parece un vestido faralaes que un plato ´pa comeeeee.Vaya lujo de flamenquines...No, por dios!!!! Flamencotes, que son de impresionar. Los próximos que me marque, esta claro que serán así y no los que hacía hasta ahora, que me habían contado que se preparaban con jamón york y queso. Gracias por ilustrarme. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me alegro que te hayan gustado. La única pega lo de los palillos y todo eso, parecía más un trabajo manual que otra cosa... pero cuando los hemos comido me he dado cuenta que el esfuerzo ha merecido la pena. Te animo a que los hagas porque notarás la diferencia y te chuparás los dedos!

      Jajaj! La próxima vez les pongo un vestidito no? Besos

      Eliminar
  6. Me encantan los flamenquines, nunca los he preparado, pero cuando salgo de aperitivo siempre los pido, jejeje, ahora no tengo excusa para prepararlos, con este tutorial tan fantástico que nos has preparado :) Muy ricos!!!
    Muchas gracias por tus palabras :) y por tu visita, un placer tenerte por mi blog!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raúl, he hecho lo que he podido pero te aseguro que el resultado es increíble, vamos como los que te puedes pedir por ahí o mejor (no es por nada..) Un placer tenerte de vuelta y muchas veces! Un abrazo de vuelta para vos.

      Eliminar
  7. Me encanta como te ha quedado y la pinta que tiene es deliciosa!!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha quedado mono verdad? jeje! Muchas gracias y espero que los disfrutes. Bss.

      Eliminar
  8. Ohhhh Alfonsooo..esto es pura #cocinacallejera Andaluza!!!..me han encantado..sabes?, yo vivi muchos años en Cordoba y no puedo evitar asociarlos a esa bella ciudad y a los calores que pasábamos ahí en veranito ;)..eso si, los flamenquines, para mi lo mejor de lo mejor!!!
    Hace mucho que quiero hacer de nuevo y mira.... me encantó tu paso a paso..te robo todo ;) espero que no te importe wapeton!!!!
    Miles de besitos amigo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes Juana! Si lo llego a presentar a tu concurso, era más #cocinacallejara que el gazpacho de sandía... pero bueno otra vez será. Lo que importa es que hayas disfrutado con la receta y que te la lleves para hacerla a tu gusto, por supuesto :-)
      Muchísimas gracias por tu comentario que siempre es un placer y una inyección de moral, ya sabes.
      Besotes!

      Eliminar
  9. Que delicia Alfonso!!!! Que rico tiene que estar con ese relleno, me ha encantado. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carolina, me alegra que te gustase! Bss

      Eliminar
  10. Un plato sensacional Alfonso, aunque nunca lo he probado con el huevo duro, así que tomo nota!!!!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chela! Si te gusta el huevo duro no dudes en añadirlo pues da un pequeño toque de sabor y color al flamenquín. Besos!

      Eliminar

Google+ Directo