Encuéntranos en Google+.

12 de enero de 2014

ROSCÓN DE REYES CON LEVADURA PANADERA

VERSIÓN RÁPIDA CON LEVADURA PANADERA Y SIN MASA MADRE

Lo se, estamos fuera de fecha pero todavía se venden roscones en las pastelerías, ¿no? Aquí seguimos tomando roscón, y es que hecho en casa saber mejor...


Típico dulce Navideño

Una de las espinitas que se me quedaron clavadas el año pasado fue poder hacer el roscón de reyes casero. Así que este año ya he preparado mis cuatro primeros roscones, previamente a la elaboración del que hoy os presento.

Posiblemente penséis cómo me atrevo a presentarlo sin casi experiencia en el asunto. No es la primera vez ni será la última que publique una receta que no haya cocinado antes, aunque como os he dicho éste no es el caso, pero cuando uno se pone y le sale creo que se merece la oportunidad de compartirlo porque está contento con el trabajo realizado.

El atrevimiento de hoy está amparado en la opinión y gusto de los más cercanos a mí además del mío propio. Por tanto, me permito compartir con todos vosotros esta receta, adaptada después de las pruebas previas, que escogí entre tantas de la web Panarras y del libro Pan Casero de Ibán Yarza.


El resultado es increíble


Dos cosas antes de empezar: como ocurre en muchos casos, resulta una verdadera satisfacción personal poder hacer tu propio roscón de reyes casero y ver que te queda como los de los mejores obradores. Y en segundo lugar, vais a daros cuenta lo barato que resulta, aunque como todas las cosas requiere esfuerzo y tenacidad para conseguirlo. ¡No iba a resultar tan sencillo!

Ingredientes para un Roscón de 1/2kg.

- 225gr. harina de fuerza
- 55gr. leche entera
- 1 huevo mediano
- 50gr. azúcar
- 45gr. mantequilla
- 25gr. ron o brandy
- 25gr. levadura panadera
- 2 cucharadas y media de agua de azahar
- 2,5gr. sal
- Ralladura de naranja y limón, y media rama de canela
- 1 huevo para pintar

También os dejo las proporciones por si os volvéis locos y queréis sacar roscones para toda la familia y los amigos:

- 100% harina de fuerza
- 24% leche entera
- 22% huevos
- 22% azúcar
- 20% mantequilla
- 16% ron o brandy
- 12% levadura panadera
- 5% agua de azahar
- 1% sal

Elaboración

Os hago una primera advertencia, no para asustaros sino para preveniros, y es que la masa es bastante pegajosa y por tanto el proceso de amasado puede complicarse un poco. Con la práctica veréis como es pan comido.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que no debéis alterar las medidas o proporciones porque la masa al final se vuelve manejable y ésto no se consigue añadiendo más sólidos o menos líquidos sino que la manera natural de hacerlo es a través del propio amasado y reposo, dejando que la naturaleza haga todo el trabajo (y nuestros brazos también...)

¡Ahh! y tened en cuenta que para la elaboración de un roscón de reyes necesitamos unas cuantas horas para completar todo el proceso, por lo que os recomiendo que os organicéis antes de comenzar para que lo tengáis hecho cuando lo necesitéis.

Una de las cualidades de un buen roscón, a mi modo de parecer, es el sabor de la masa. Para mi gusto debe ser sutil pero a la vez los aromas deben quedar en el paladar con cierta intensidad para poder decir que estamos degustando un Roscón de Reyes.

Para esta versión rápida no vamos a preparar ninguna masa madre, por esa razón la he llamado "rápida".

1- Lo primero que haremos será infusionar la leche con ralladura de naranja y limón, calculad media pieza de cada y media rama de canela. Cuando comience a hervir apagamos el fuego, añadimos el azúcar y el brandy y dejamos templar 5 minutos.


Infusionamos la leche


2- En un bol, incorporamos la harina en forma de volcán junto con la sal.


Disponemos la harina y la sal en forma de volcán


En el hueco que hemos dejado añadimos la levadura desmenuzada.


Añadimos la levadura desmenuzada


Y por último, la infusión templada que acabamos de preparar.


Incorporamos la infusión


3- Ahora mezclamos con un tenedor circularmente hasta integrar un poco todos los ingredientes.


Mezclamos e integramos los ingredientes


Añadimos el huevo y seguimos integrando con cariño.


Ahora añadimos el huevo y seguimos integrando


Por último, añadimos el agua de azahar y mezclamos un poco más. Dejamos reposar unos minutos.

4- Trabajamos con paciencia la masa unos 15 minutos; veréis que es muy pegajosa y necesitaréis estar despegándola de vuestras manos continuamente. Ahora el proceso es engorroso pero no os preocupéis porque pronto obtendremos resultados.

Para este tipo de masas con mucha humedad se requiere de mucha energía pero también de paciencia y técnica. Cuando la masa sea homogénea, plegarla sobre sí misma como si cerraseis un paquete y dejarla reposar un par de minutos. Repetid esta técnica varias veces hasta haceros con ella, sólo es cuestión de tiempo.


Por último, añadimos la mantequilla


5- Entonces podemos añadir la mantequilla a temperatura ambiente y en trocitos, trabajando otros 10 minutos hasta conseguir una bola brillante, con cierta tensión y menos pegajosa. Hay que procurar que la mantequilla se vaya ligando con el propio amasado y no se derrita por el simple contacto con nuestras manos.


Dejamos reposar 2 horas en la nevera


6- Es el momento de que la masa fermente dentro del bol tapado con film de cocina en la nevera entre una hora y media o dos.

Transcurrido el tiempo indicado, podemos sacar la masa y dejar que se temple, antes de volver a trabajar con ella.


Desgasificamos con cuidado y esperamos 5 minutos


7- Entonces, amasamos suavemente un poco más con el objetivo de desgasificarla y hacemos de nuevo una bola haciendo rodar la masa por la zona de trabajo, previamente enharinada (con la cantidad justa). Dejamos reposar 5 minutos antes de formar el roscón.

Antes de nada, colocamos papel de hornear sobre la bandeja para poder posar el roscón una vez lo hayamos formado.

8- Ahora ya podemos formar el roscón y hacer el agujero. Para ello podéis hacerlo introduciendo un dedo con decisión y atravesando la masa. Entonces con mucho cuidado iremos estirando poco a poco, con la masa cogida con nuestras manos y en suspensión como si de una correa se tratase, hasta conseguir el tamaño adecuado y deseado.


Formamos el roscón y disponemos en la bandeja del horno sobre papel sulfurizado


9- Trasladamos con cuidado a la bandeja y dejamos fermentar 2 horas, tapando con un paño y con cuidado de no tocar el roscón con él. Para ello, yo he colocado un vaso en el agujero del roscón para dar altura y mantenerlo intacto.


Ahora dejamos fermentar otras 2 horas hasta que el roscón se infle


Mientras tanto, podemos preparar los adornos que más os gusten como la fruta escarchada, la almendra laminada o picada y el azúcar compactada. Para preparar este último y característico adorno bastará que os mojéis un poco los dedos y dejéis caer unas gotas sobre el azúcar y la remováis. Precalentad el horno a 190º.

10- Cuando el roscón haya incrementado su volumen y se haya inflado, podremos pintarlo con huevo batido. Tened mucho cuidado para no pinchar la masa y que se nos vaya el gas y nos quedemos con un roscón desinflado. Luego decoramos a nuestro gusto repartiendo los adornos como queramos.


Pintamos con huevo batido y decoramos


 11- Lo horneamos en torno a 20 o 25 minutos.


Horneamos unos 20 o 25 minutos


Dejamos enfriar y que la masa se asiente para degustar como está mandado.


Un roscón de reyes mejor que muchos que se ven por ahí

7 comentarios:

  1. Con lo rico que esta es una pena comerlo solo una vez al año, así que me parece genial que lo sigas haciendo, tiene que estar delicioso!!! bstos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manoli, la verdad es que tenemos muy poco tiempo para disfrutarlo. Aprovechemos unos días más y degustemos su inigualable sabor! Bss

      Eliminar
  2. Holaaaa, a mi me encanta ver roscones fuera de fecha, de hecho los sigo haciendo luego cuando ya ha pasado la fiebre de reyes.
    Te ha quedado magnífico, es una delicia hacerlos en casa e ir disfrutando de los aromas que desprende esta masa. Y cuando está levando huele toda la cocina!
    Te felicito, es precioso.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Marisa! Queda el olorcito tan agradable del agua de azahar y bollo por toda la casa, mmmmh... Muchas gracias y un besin!

      Eliminar
  3. Te ha quedado de lujo Alfonso, tiene una pinta espectacular. Nunca me ha dado por hacer roscon de reyes, sera el reto para las proximas navidades. Asi que pasare por aqui a mirar tu receta. Un abrazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Álvaro, a mí me pasa lo mismo con el pannetone (que espero tengas publicado). Si no, te invito a que lo hagas para copiártelo ;-) para el año que viene jaja!!! Un abrazo y buena semana.

      Eliminar
  4. Hola Alfonso yo estos reyes fueron la primera vez que los hice y fue una experiencia maravillosa, el sabor inigualable, satisfacción 100% y calculando el precio me salió poco más de tres euros. buen fin de semana MAr

    ResponderEliminar

Sígueme por Email

12 de enero de 2014

ROSCÓN DE REYES CON LEVADURA PANADERA

VERSIÓN RÁPIDA CON LEVADURA PANADERA Y SIN MASA MADRE

Lo se, estamos fuera de fecha pero todavía se venden roscones en las pastelerías, ¿no? Aquí seguimos tomando roscón, y es que hecho en casa saber mejor...


Típico dulce Navideño

Una de las espinitas que se me quedaron clavadas el año pasado fue poder hacer el roscón de reyes casero. Así que este año ya he preparado mis cuatro primeros roscones, previamente a la elaboración del que hoy os presento.

Posiblemente penséis cómo me atrevo a presentarlo sin casi experiencia en el asunto. No es la primera vez ni será la última que publique una receta que no haya cocinado antes, aunque como os he dicho éste no es el caso, pero cuando uno se pone y le sale creo que se merece la oportunidad de compartirlo porque está contento con el trabajo realizado.

El atrevimiento de hoy está amparado en la opinión y gusto de los más cercanos a mí además del mío propio. Por tanto, me permito compartir con todos vosotros esta receta, adaptada después de las pruebas previas, que escogí entre tantas de la web Panarras y del libro Pan Casero de Ibán Yarza.


El resultado es increíble


Dos cosas antes de empezar: como ocurre en muchos casos, resulta una verdadera satisfacción personal poder hacer tu propio roscón de reyes casero y ver que te queda como los de los mejores obradores. Y en segundo lugar, vais a daros cuenta lo barato que resulta, aunque como todas las cosas requiere esfuerzo y tenacidad para conseguirlo. ¡No iba a resultar tan sencillo!

Ingredientes para un Roscón de 1/2kg.

- 225gr. harina de fuerza
- 55gr. leche entera
- 1 huevo mediano
- 50gr. azúcar
- 45gr. mantequilla
- 25gr. ron o brandy
- 25gr. levadura panadera
- 2 cucharadas y media de agua de azahar
- 2,5gr. sal
- Ralladura de naranja y limón, y media rama de canela
- 1 huevo para pintar

También os dejo las proporciones por si os volvéis locos y queréis sacar roscones para toda la familia y los amigos:

- 100% harina de fuerza
- 24% leche entera
- 22% huevos
- 22% azúcar
- 20% mantequilla
- 16% ron o brandy
- 12% levadura panadera
- 5% agua de azahar
- 1% sal

Elaboración

Os hago una primera advertencia, no para asustaros sino para preveniros, y es que la masa es bastante pegajosa y por tanto el proceso de amasado puede complicarse un poco. Con la práctica veréis como es pan comido.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es que no debéis alterar las medidas o proporciones porque la masa al final se vuelve manejable y ésto no se consigue añadiendo más sólidos o menos líquidos sino que la manera natural de hacerlo es a través del propio amasado y reposo, dejando que la naturaleza haga todo el trabajo (y nuestros brazos también...)

¡Ahh! y tened en cuenta que para la elaboración de un roscón de reyes necesitamos unas cuantas horas para completar todo el proceso, por lo que os recomiendo que os organicéis antes de comenzar para que lo tengáis hecho cuando lo necesitéis.

Una de las cualidades de un buen roscón, a mi modo de parecer, es el sabor de la masa. Para mi gusto debe ser sutil pero a la vez los aromas deben quedar en el paladar con cierta intensidad para poder decir que estamos degustando un Roscón de Reyes.

Para esta versión rápida no vamos a preparar ninguna masa madre, por esa razón la he llamado "rápida".

1- Lo primero que haremos será infusionar la leche con ralladura de naranja y limón, calculad media pieza de cada y media rama de canela. Cuando comience a hervir apagamos el fuego, añadimos el azúcar y el brandy y dejamos templar 5 minutos.


Infusionamos la leche


2- En un bol, incorporamos la harina en forma de volcán junto con la sal.


Disponemos la harina y la sal en forma de volcán


En el hueco que hemos dejado añadimos la levadura desmenuzada.


Añadimos la levadura desmenuzada


Y por último, la infusión templada que acabamos de preparar.


Incorporamos la infusión


3- Ahora mezclamos con un tenedor circularmente hasta integrar un poco todos los ingredientes.


Mezclamos e integramos los ingredientes


Añadimos el huevo y seguimos integrando con cariño.


Ahora añadimos el huevo y seguimos integrando


Por último, añadimos el agua de azahar y mezclamos un poco más. Dejamos reposar unos minutos.

4- Trabajamos con paciencia la masa unos 15 minutos; veréis que es muy pegajosa y necesitaréis estar despegándola de vuestras manos continuamente. Ahora el proceso es engorroso pero no os preocupéis porque pronto obtendremos resultados.

Para este tipo de masas con mucha humedad se requiere de mucha energía pero también de paciencia y técnica. Cuando la masa sea homogénea, plegarla sobre sí misma como si cerraseis un paquete y dejarla reposar un par de minutos. Repetid esta técnica varias veces hasta haceros con ella, sólo es cuestión de tiempo.


Por último, añadimos la mantequilla


5- Entonces podemos añadir la mantequilla a temperatura ambiente y en trocitos, trabajando otros 10 minutos hasta conseguir una bola brillante, con cierta tensión y menos pegajosa. Hay que procurar que la mantequilla se vaya ligando con el propio amasado y no se derrita por el simple contacto con nuestras manos.


Dejamos reposar 2 horas en la nevera


6- Es el momento de que la masa fermente dentro del bol tapado con film de cocina en la nevera entre una hora y media o dos.

Transcurrido el tiempo indicado, podemos sacar la masa y dejar que se temple, antes de volver a trabajar con ella.


Desgasificamos con cuidado y esperamos 5 minutos


7- Entonces, amasamos suavemente un poco más con el objetivo de desgasificarla y hacemos de nuevo una bola haciendo rodar la masa por la zona de trabajo, previamente enharinada (con la cantidad justa). Dejamos reposar 5 minutos antes de formar el roscón.

Antes de nada, colocamos papel de hornear sobre la bandeja para poder posar el roscón una vez lo hayamos formado.

8- Ahora ya podemos formar el roscón y hacer el agujero. Para ello podéis hacerlo introduciendo un dedo con decisión y atravesando la masa. Entonces con mucho cuidado iremos estirando poco a poco, con la masa cogida con nuestras manos y en suspensión como si de una correa se tratase, hasta conseguir el tamaño adecuado y deseado.


Formamos el roscón y disponemos en la bandeja del horno sobre papel sulfurizado


9- Trasladamos con cuidado a la bandeja y dejamos fermentar 2 horas, tapando con un paño y con cuidado de no tocar el roscón con él. Para ello, yo he colocado un vaso en el agujero del roscón para dar altura y mantenerlo intacto.


Ahora dejamos fermentar otras 2 horas hasta que el roscón se infle


Mientras tanto, podemos preparar los adornos que más os gusten como la fruta escarchada, la almendra laminada o picada y el azúcar compactada. Para preparar este último y característico adorno bastará que os mojéis un poco los dedos y dejéis caer unas gotas sobre el azúcar y la remováis. Precalentad el horno a 190º.

10- Cuando el roscón haya incrementado su volumen y se haya inflado, podremos pintarlo con huevo batido. Tened mucho cuidado para no pinchar la masa y que se nos vaya el gas y nos quedemos con un roscón desinflado. Luego decoramos a nuestro gusto repartiendo los adornos como queramos.


Pintamos con huevo batido y decoramos


 11- Lo horneamos en torno a 20 o 25 minutos.


Horneamos unos 20 o 25 minutos


Dejamos enfriar y que la masa se asiente para degustar como está mandado.


Un roscón de reyes mejor que muchos que se ven por ahí

7 comentarios:

  1. Con lo rico que esta es una pena comerlo solo una vez al año, así que me parece genial que lo sigas haciendo, tiene que estar delicioso!!! bstos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manoli, la verdad es que tenemos muy poco tiempo para disfrutarlo. Aprovechemos unos días más y degustemos su inigualable sabor! Bss

      Eliminar
  2. Holaaaa, a mi me encanta ver roscones fuera de fecha, de hecho los sigo haciendo luego cuando ya ha pasado la fiebre de reyes.
    Te ha quedado magnífico, es una delicia hacerlos en casa e ir disfrutando de los aromas que desprende esta masa. Y cuando está levando huele toda la cocina!
    Te felicito, es precioso.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Marisa! Queda el olorcito tan agradable del agua de azahar y bollo por toda la casa, mmmmh... Muchas gracias y un besin!

      Eliminar
  3. Te ha quedado de lujo Alfonso, tiene una pinta espectacular. Nunca me ha dado por hacer roscon de reyes, sera el reto para las proximas navidades. Asi que pasare por aqui a mirar tu receta. Un abrazo y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Álvaro, a mí me pasa lo mismo con el pannetone (que espero tengas publicado). Si no, te invito a que lo hagas para copiártelo ;-) para el año que viene jaja!!! Un abrazo y buena semana.

      Eliminar
  4. Hola Alfonso yo estos reyes fueron la primera vez que los hice y fue una experiencia maravillosa, el sabor inigualable, satisfacción 100% y calculando el precio me salió poco más de tres euros. buen fin de semana MAr

    ResponderEliminar

Google+ Directo