Encuéntranos en Google+.

29 de septiembre de 2014

GALLETAS DE LIMÓN Y CANELA

Ya estoy de vuelta con una receta bastante sencilla y que os sacará de algún apuro cuando alguien se os presente en casa de repente a la hora de la merienda.


Por su aspecto parecen pastitas de té

Estas galletitas las vamos a poder hacer con la masa sobrante de la pasta brisa que preparamos el otro día, cuando hicimos la Tarta de Limón y Almendras. Con algún ingrediente más y un corta pastas vamos a hacer unas galletas muy finas con las que sorprenderéis a cualquiera que se atreva a sentarse a tomar un café con vosotros.


Ponemos en práctica una receta de aprovechamiento


Digamos que se trata de una receta de aprovechamiento y de continuidad de otra que ya preparamos y que nos va a dar mucho juego.

Ingredientes

- Pasta brisa sobrante
- Azúcar
- Almíbar de limón
- Almendras crudas
- Canela molida

Elaboración

1- Vamos a extender la masa con un rodillo hasta alcanzar un grosor de unos 5mm.

2- Damos la forma que más nos guste a nuestras galletas con ayuda de un corta pastas y las situamos sobre una hoja de papel sulfurizado en la bandeja del horno.


Amasamos y extendemos la masa


3- Damos un pequeño baño de almíbar de limón, colocamos una almendra, una pizca de azúcar y canela molida al gusto.


Almíbar de limón, una almendra, azúcar y canela


Repetimos este proceso con cada una de las galletas hasta acabar.


También podemos utilizar un huevo batido y pincelar


También podéis batir un huevo y pincelar las galletas antes de hornear para crear una película brillante y darle un aspecto de pasta de té.


Fijad bien la almendra en la galleta


La idea de utilizar el almíbar me pareció muy buena y además conseguimos que la almendra quede fijada en la masa.


Precalentamos el horno a 190ºC


4- Introducimos en el horno precalentado a 190ºC y esperamos hasta que se doren, unos 10-12 minutos.


Horneamos durante 10 o 12 minutos, hasta que las galletas se doren


¿Más fácil imposible, no?


Receta super fácil


Y además con una presencia que asusta...


Unas galletas que causan impresión


5- Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Dejamos enfriar sobre una rejilla


Sin duda, esta es una de las maneras más fáciles de aprovechar los restos de otra receta, sin complicaciones y con poco esfuerzo.


Ahora vamos a preparar el café




Si os gusta la textura y sabor de este tipo de masa, estas son vuestras galletas.

4 comentarios:

  1. Para comérselas todas poquito a poco, me parecen muy ricas. Un bss

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  2. Tienen que estar deliciosas, qué bien te han quedado. Un placer volver por tu cocina. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por volver por aquí Clara, y me alegro un montón que te hayan gustado las galletas. Bss

      Eliminar

Sígueme por Email

29 de septiembre de 2014

GALLETAS DE LIMÓN Y CANELA

Ya estoy de vuelta con una receta bastante sencilla y que os sacará de algún apuro cuando alguien se os presente en casa de repente a la hora de la merienda.


Por su aspecto parecen pastitas de té

Estas galletitas las vamos a poder hacer con la masa sobrante de la pasta brisa que preparamos el otro día, cuando hicimos la Tarta de Limón y Almendras. Con algún ingrediente más y un corta pastas vamos a hacer unas galletas muy finas con las que sorprenderéis a cualquiera que se atreva a sentarse a tomar un café con vosotros.


Ponemos en práctica una receta de aprovechamiento


Digamos que se trata de una receta de aprovechamiento y de continuidad de otra que ya preparamos y que nos va a dar mucho juego.

Ingredientes

- Pasta brisa sobrante
- Azúcar
- Almíbar de limón
- Almendras crudas
- Canela molida

Elaboración

1- Vamos a extender la masa con un rodillo hasta alcanzar un grosor de unos 5mm.

2- Damos la forma que más nos guste a nuestras galletas con ayuda de un corta pastas y las situamos sobre una hoja de papel sulfurizado en la bandeja del horno.


Amasamos y extendemos la masa


3- Damos un pequeño baño de almíbar de limón, colocamos una almendra, una pizca de azúcar y canela molida al gusto.


Almíbar de limón, una almendra, azúcar y canela


Repetimos este proceso con cada una de las galletas hasta acabar.


También podemos utilizar un huevo batido y pincelar


También podéis batir un huevo y pincelar las galletas antes de hornear para crear una película brillante y darle un aspecto de pasta de té.


Fijad bien la almendra en la galleta


La idea de utilizar el almíbar me pareció muy buena y además conseguimos que la almendra quede fijada en la masa.


Precalentamos el horno a 190ºC


4- Introducimos en el horno precalentado a 190ºC y esperamos hasta que se doren, unos 10-12 minutos.


Horneamos durante 10 o 12 minutos, hasta que las galletas se doren


¿Más fácil imposible, no?


Receta super fácil


Y además con una presencia que asusta...


Unas galletas que causan impresión


5- Dejamos enfriar sobre una rejilla.


Dejamos enfriar sobre una rejilla


Sin duda, esta es una de las maneras más fáciles de aprovechar los restos de otra receta, sin complicaciones y con poco esfuerzo.


Ahora vamos a preparar el café




Si os gusta la textura y sabor de este tipo de masa, estas son vuestras galletas.

4 comentarios:

  1. Para comérselas todas poquito a poco, me parecen muy ricas. Un bss

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
  2. Tienen que estar deliciosas, qué bien te han quedado. Un placer volver por tu cocina. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por volver por aquí Clara, y me alegro un montón que te hayan gustado las galletas. Bss

      Eliminar

Google+ Directo