Encuéntranos en Google+.

15 de diciembre de 2014

FABADA ASTURIANA

Antes de comenzar las celebraciones de Navidad, aprovechando el mal tiempo que tenemos en casi todo el país, os propongo preparar una deliciosa fabada asturiana auténtica.


Receta de fabada tradicional

Tengo la suerte de tener todos los ingredientes envasados al vacío necesarios para elaborarla, que recibí como obsequio por parte de mis padres y que compraron en el Mercado El Fontán de Oviedo en un viaje. Os recomiendo que echéis un vistazo a la página si os gustan los mercados.

Ya sabéis, a mí me encanta pasear por los mercados disfrutando de sus productos y sus gentes. No os perdáis mi primera entrega de la Plaza de Abastos de Sanlúcar, la segunda o la que hice el año pasado al Mercado Central de Valencia.

Si sois de los que no os gusta la fabada porque consideráis que es muy fuerte y tenéis predilección por los Judiones de La Granja estofados, no tenéis más que echar un ojo a la receta que hice el año pasado.

La receta de hoy nos indica la precisa línea a seguir para elaborar una fabada a la antigua usanza. Cierto es, parece que existe alguna variación en cuanto a la incorporación de otro ingrediente que muchos consideran básico, el tocino. Pero si lo obviáis, conseguiréis un plato igualmente sabroso e inigualable y bastante menos graso.

Lo dejo en vuestras manos pero recomiendo que sigáis esta particular receta porque cuando os llevéis la primera cucharada a la boca se os caerán los lagrimones. Probad y veréis.

Ingredientes para 4 / 5 personas

- 1/2 kg. fabes
- 1 o 2 chorizos
- 1 morcilla
- 250gr. lacón
- 1 sobre de azafrán
- Agua y algo de sal

Elaboración

Ante todo, como cualquier pote o puchero, hay que tener claro que el resultado final del plato depende 100% de la calidad de los ingredientes que vamos a utilizar.

A nivel técnico esta receta no requiere de una habilidad extra por parte del chef sino que lo que tenemos que hacer es dar tiempo y cariño a la elaboración para obtener un plato de cuchara sin igual.

1- La noche anterior ponemos en remojo las alubias en un recipiente con agua fría.


Ponemos las fabes y el lacón en remojo la noche anterior


2- De la misma manera, en otro recipiente distinto, hacemos igual con el lacón para que se desale en parte.

3- Al día siguiente se ponen a cocer las fabes con el mismo agua utilizada la noche anterior justo cubriéndolas.

4- Añadimos el compango, o sea los ingredientes o sacramentos de la fabada, procurando que la cocción sea muy suave y continua hasta la finalización de la receta. Espumamos bien después del primer hervor.


Cubrimos con agua fría y ponemos a cocer


5- A mitad de cocción, cuando las fabes estén un poco abiertas, añadimos el azafrán previamente diluído en el propio caldo de la fabada.


Añadimos el azafrán cuando la legumbre esté ligeramente abierta


6- A medida que se evapora el caldo tenemos que añadir agua fría poco a poco con lo que conseguiremos que el grano adquiera una textura especialmente fina. Esperamos hasta que la fabe esté totalmente hecha, no deshecha.


Si necesitáis añadir sal, hacedlo al final


Por último, os dejo algunos consejos o preceptos de la cocina asturiana para elaborar una auténtica fabada:

- Añadir la sal al final pues estamos tratando con ingredientes que llevan cantidad suficiente y debemos probar el gusto una vez hayamos añadido el agua fría en varias ocasiones y las fabes estén cocidas.

- Si tenéis que remover, nunca lo hagáis con cuchara sino meneando el puchero suavemente.

- La cocción nos llevará entre 2 horas y media y 3, debiendo ser lenta y uniforme sin llegar a tapar del todo el puchero con la tapadera.

- Se sirve en una fuente honda con poco caldo y el compango en fuente aparte.


Después de 3 horas este es el resultado


Cuestión de gustos, a mi me gusta probar los sacramentos conjuntamente con las fabes.

2 comentarios:

  1. Holaaaa, jo Alfonso, menuda fabada más buena nos presentas hoy. Me gustan muchísimo los judiones de La Granja y a veces he hecho la fabada con ellos pero unas buenas fabes también tienen lo suyo. Me encanta este guiso.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, ambas legumbres son de gran calidad y en casa nos encantan. La fabada ha sido un visto y no visto y verdaderamente hemos tocado el cielo. Muchas gracias y un besooo!

      Eliminar

Sígueme por Email

15 de diciembre de 2014

FABADA ASTURIANA

Antes de comenzar las celebraciones de Navidad, aprovechando el mal tiempo que tenemos en casi todo el país, os propongo preparar una deliciosa fabada asturiana auténtica.


Receta de fabada tradicional

Tengo la suerte de tener todos los ingredientes envasados al vacío necesarios para elaborarla, que recibí como obsequio por parte de mis padres y que compraron en el Mercado El Fontán de Oviedo en un viaje. Os recomiendo que echéis un vistazo a la página si os gustan los mercados.

Ya sabéis, a mí me encanta pasear por los mercados disfrutando de sus productos y sus gentes. No os perdáis mi primera entrega de la Plaza de Abastos de Sanlúcar, la segunda o la que hice el año pasado al Mercado Central de Valencia.

Si sois de los que no os gusta la fabada porque consideráis que es muy fuerte y tenéis predilección por los Judiones de La Granja estofados, no tenéis más que echar un ojo a la receta que hice el año pasado.

La receta de hoy nos indica la precisa línea a seguir para elaborar una fabada a la antigua usanza. Cierto es, parece que existe alguna variación en cuanto a la incorporación de otro ingrediente que muchos consideran básico, el tocino. Pero si lo obviáis, conseguiréis un plato igualmente sabroso e inigualable y bastante menos graso.

Lo dejo en vuestras manos pero recomiendo que sigáis esta particular receta porque cuando os llevéis la primera cucharada a la boca se os caerán los lagrimones. Probad y veréis.

Ingredientes para 4 / 5 personas

- 1/2 kg. fabes
- 1 o 2 chorizos
- 1 morcilla
- 250gr. lacón
- 1 sobre de azafrán
- Agua y algo de sal

Elaboración

Ante todo, como cualquier pote o puchero, hay que tener claro que el resultado final del plato depende 100% de la calidad de los ingredientes que vamos a utilizar.

A nivel técnico esta receta no requiere de una habilidad extra por parte del chef sino que lo que tenemos que hacer es dar tiempo y cariño a la elaboración para obtener un plato de cuchara sin igual.

1- La noche anterior ponemos en remojo las alubias en un recipiente con agua fría.


Ponemos las fabes y el lacón en remojo la noche anterior


2- De la misma manera, en otro recipiente distinto, hacemos igual con el lacón para que se desale en parte.

3- Al día siguiente se ponen a cocer las fabes con el mismo agua utilizada la noche anterior justo cubriéndolas.

4- Añadimos el compango, o sea los ingredientes o sacramentos de la fabada, procurando que la cocción sea muy suave y continua hasta la finalización de la receta. Espumamos bien después del primer hervor.


Cubrimos con agua fría y ponemos a cocer


5- A mitad de cocción, cuando las fabes estén un poco abiertas, añadimos el azafrán previamente diluído en el propio caldo de la fabada.


Añadimos el azafrán cuando la legumbre esté ligeramente abierta


6- A medida que se evapora el caldo tenemos que añadir agua fría poco a poco con lo que conseguiremos que el grano adquiera una textura especialmente fina. Esperamos hasta que la fabe esté totalmente hecha, no deshecha.


Si necesitáis añadir sal, hacedlo al final


Por último, os dejo algunos consejos o preceptos de la cocina asturiana para elaborar una auténtica fabada:

- Añadir la sal al final pues estamos tratando con ingredientes que llevan cantidad suficiente y debemos probar el gusto una vez hayamos añadido el agua fría en varias ocasiones y las fabes estén cocidas.

- Si tenéis que remover, nunca lo hagáis con cuchara sino meneando el puchero suavemente.

- La cocción nos llevará entre 2 horas y media y 3, debiendo ser lenta y uniforme sin llegar a tapar del todo el puchero con la tapadera.

- Se sirve en una fuente honda con poco caldo y el compango en fuente aparte.


Después de 3 horas este es el resultado


Cuestión de gustos, a mi me gusta probar los sacramentos conjuntamente con las fabes.

2 comentarios:

  1. Holaaaa, jo Alfonso, menuda fabada más buena nos presentas hoy. Me gustan muchísimo los judiones de La Granja y a veces he hecho la fabada con ellos pero unas buenas fabes también tienen lo suyo. Me encanta este guiso.
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, ambas legumbres son de gran calidad y en casa nos encantan. La fabada ha sido un visto y no visto y verdaderamente hemos tocado el cielo. Muchas gracias y un besooo!

      Eliminar

Google+ Directo