Encuéntranos en Google+.

19 de octubre de 2012

MOUSSAKA LIGERA

La verdad es que conozco pocos platos de la Cocina Griega, pero uno de mis preferidos es la Moussaka. Esta receta es una adaptación de varias recetas originales que he ido dgustando a lo largo del tiempo y que, finalmente se ha ajustado a mis preferencias. Como veréis no es del todo laboriosa y al final le haréis un buen regalo a vuestro paladar.

No resulta una comida excesivamente pesada, pero el secreto está en tener mucho cuidado con la cantidad de aceite que utilicemos; debemos tener en cuenta que la berenjena es un producto que lo absorbe con facilidad.


Hagamos las rodajas finas para dar uniformidad al plato
La berenjena, fundamental para la receta


Ingredientes para 4 personas:

-2 o 3 berenjenas grandes
-1/2 kg. de carne picada de cordero
-2 cebolletas y 2 tomates grandes maduros
-1 huevo, pan y queso rallados
-Canela, nuez moscada, azucar y sal.

Elaboración

En primer lugar cortamos las berenjenas a lo largo en rodajas más bien finas y las separamos en un colador con sal, para dejar que eliminen las impurezas.

A continuación picamos las cebolletas y freímos; añadimos la carne y salamos. Picamos los tomates, con o sin piel (como prefiráis) y ponemos en la sartén cuando la carne esté hecha, sin pasarse, ya que el tomate tardará un cuarto de hora aproximadamente en hacerse.

Añadimos un poco de azucar, canela y nuez moscada al gusto y rectificamos de sal. Cuando se haya terminado de hacer apartamos del fuego y dejamos enfriar, para añadirle el huevo batido y mezclar todo junto.

El siguiente paso será secar las láminas de berenjena con papel de cocina y dorarlas por ambos lados con una gota de aceite, para que éstas no queden muy grasientas. Preparamos una fuente para el horno, que previamente habremos precalentado al máximo.

Ahora sólo nos queda preparar las capas de la Moussaka: ponemos una de berenjena, otra de carne alternativamente para finalizar con una de berenjena. Mezclamos en un cuenco el pan y el queso rallado y espolvoreamos por encima.

Finalmente introducimos la fuente en el horno, ya a 180º entre 45min y 1 hora.

Servimos una porción y se nos hace la boca agua
¡Parece que tiene buena pinta!






3 comentarios:

  1. Me encanta, y esta versión ligera sin bechamel habrá que probarla.

    ResponderEliminar
  2. Muy ligera y con un toque exótico con eso del cordero y la canela. Una versión muy apetitosa.

    ResponderEliminar

Sígueme por Email

19 de octubre de 2012

MOUSSAKA LIGERA

La verdad es que conozco pocos platos de la Cocina Griega, pero uno de mis preferidos es la Moussaka. Esta receta es una adaptación de varias recetas originales que he ido dgustando a lo largo del tiempo y que, finalmente se ha ajustado a mis preferencias. Como veréis no es del todo laboriosa y al final le haréis un buen regalo a vuestro paladar.

No resulta una comida excesivamente pesada, pero el secreto está en tener mucho cuidado con la cantidad de aceite que utilicemos; debemos tener en cuenta que la berenjena es un producto que lo absorbe con facilidad.


Hagamos las rodajas finas para dar uniformidad al plato
La berenjena, fundamental para la receta


Ingredientes para 4 personas:

-2 o 3 berenjenas grandes
-1/2 kg. de carne picada de cordero
-2 cebolletas y 2 tomates grandes maduros
-1 huevo, pan y queso rallados
-Canela, nuez moscada, azucar y sal.

Elaboración

En primer lugar cortamos las berenjenas a lo largo en rodajas más bien finas y las separamos en un colador con sal, para dejar que eliminen las impurezas.

A continuación picamos las cebolletas y freímos; añadimos la carne y salamos. Picamos los tomates, con o sin piel (como prefiráis) y ponemos en la sartén cuando la carne esté hecha, sin pasarse, ya que el tomate tardará un cuarto de hora aproximadamente en hacerse.

Añadimos un poco de azucar, canela y nuez moscada al gusto y rectificamos de sal. Cuando se haya terminado de hacer apartamos del fuego y dejamos enfriar, para añadirle el huevo batido y mezclar todo junto.

El siguiente paso será secar las láminas de berenjena con papel de cocina y dorarlas por ambos lados con una gota de aceite, para que éstas no queden muy grasientas. Preparamos una fuente para el horno, que previamente habremos precalentado al máximo.

Ahora sólo nos queda preparar las capas de la Moussaka: ponemos una de berenjena, otra de carne alternativamente para finalizar con una de berenjena. Mezclamos en un cuenco el pan y el queso rallado y espolvoreamos por encima.

Finalmente introducimos la fuente en el horno, ya a 180º entre 45min y 1 hora.

Servimos una porción y se nos hace la boca agua
¡Parece que tiene buena pinta!






3 comentarios:

  1. Me encanta, y esta versión ligera sin bechamel habrá que probarla.

    ResponderEliminar
  2. Muy ligera y con un toque exótico con eso del cordero y la canela. Una versión muy apetitosa.

    ResponderEliminar

Google+ Directo