Encuéntranos en Google+.

28 de mayo de 2013

CÓMO HACER MANTEQUILLA CASERA FÁCILMENTE

Y UN RECOPILATORIO DE POSTRES CON NATA MONTADA


No todo el mundo conoce los procesos de elaboración de los productos lácteos, basados en técnicas y costumbres ancestrales, hoy mayoritariamente en desuso.

Cuando hicimos arroz con leche casero al estilo asturiano ya comentamos que, para disfrutar al máximo de este tradicional postre, lo aconsejable era utilizar una leche fresca de calidad. Ya sabéis que la que usualmente está a nuestro alcance nada tiene que ver con la de antaño, pues ha sido sometida a una transformación que altera su sabor genuino.

Hoy nos vamos a centrar en el proceso de elaboración de mantequilla sin analizar la calidad de la misma, pues como os imagináis depende al 100% de la leche o nata que utilicemos.

Haremos uso de medios modernos, partiendo de una nata especial para montar de una conocida marca comercial, ya tratada en origen y por tanto con toda su esencia e identidad eliminadas por completo.

En definitiva, el resultado que vamos a obtener es el mismo que si comprásemos una terrina de mantequilla de esa misma marca que tenemos en la despensa o nevera. ¿Y qué ganamos con ello? No tener que bajar al chino o establecimiento más próximo para comprarla cuando nos hemos quedado sin ella y, sin duda lo más interesante, obtener un producto secundario en el proceso llamado suero de mantequilla o buttermilk, del cual ya hablaremos en otro capítulo.




Ingredientes para obtener unos 200gr. de mantequilla

- 500ml. de nata con un mínimo de 35% m.g.

Elaboración

En un vaso de batidora vertemos el contenido de un brick de nata para montar y comenzamos a batir. El truco para montar nata fácilmente está en que ésta debe estar muy fría y tener al menos el porcentaje indicado de materia grasa.

A los pocos minutos obtendremos nata montada a la que, aun no siendo el objeto de este post si se os presentase algún inconveniente para finalizar el proceso, podéis añadirle un par de cucharadas de azúcar y la tendréis lista para acompañar:

Una exquisita Sacher Torte (aunque los austriacos utilizan una nata montada neutra, sin azúcar).




Unas deliciosas bombas de chocolate.




O unos boniatos asados con miel.




Si seguís con la idea de preparar la mantequilla y todo va bien, veréis que llega un momento en que la nata se corta y comienza a separarse la materia grasa del resto de componentes, básicamente líquidos.

Con ayuda de un colador de malla fina y una cuchara vamos aplastando la materia grasa en el colador para eliminar el líquido, que iremos colocando en un recipiente, quedándonos con la mantequilla en otro.

Cuando tengamos el bloque de mantequilla limpio del suero que hemos extraído, la colocamos bajo un chorro flojo de agua fría para eliminar con nuestras manos cualquier impureza que pudiera quedar.

Una vez hayamos terminado, podemos añadir a nuestra mantequilla especias, hierbas, sal, azúcar o lo que nos apetezca según el uso que vayamos a darle. Incluso con moldes o corta pastas también podemos darle diversas y divertidas formas para sorprender a la familia y amigos.

¡Ahora dad rienda suelta a vuestra imaginación y preparad vuestras propias mantequillas originales y exclusivas!

6 comentarios:

  1. Genial post! Como todo lo casero esta mantequilla debe estar impresionante! A ver si un dia me animo a hacerla. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias chicos! Yo la mantequilla la utilizo más bien poco en cocina salvo para repostería pues prefiero el aceite de oliva en general, pero a lo que no puedo resistirme es a untar un poquito en pan y no parar! Si te animas, prueba a darle un punto de hierbas aromáticas con romero por ejemplo y un poco de sal en escamas, es un lujo aunque sólo a mí ya me basta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece un post estupendo :) yo nunca preparé mantequilla. Un beso

    recetas de una gatita enamorada
    Estoy de sorteo por si te interesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nikichan! Es una experiencia nueva que siempre viene bien y merece la pena para poder aderezarla según tus gustos. Creo haber visto tu sorteo pero me vuelvo a pasar porque ando fatal de tiempo, es una pena... Besos

      Eliminar
  4. utilizo mucho la mantequilla, asi que me gusta la receta y poder hacerla casera. gracias por compartila. bstos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME alegro que te haya podido ayudar en este sentido Manoli, espero que disfrutes con la receta y te sirva de gran ayuda. Bss

      Eliminar

Sígueme por Email

28 de mayo de 2013

CÓMO HACER MANTEQUILLA CASERA FÁCILMENTE

Y UN RECOPILATORIO DE POSTRES CON NATA MONTADA


No todo el mundo conoce los procesos de elaboración de los productos lácteos, basados en técnicas y costumbres ancestrales, hoy mayoritariamente en desuso.

Cuando hicimos arroz con leche casero al estilo asturiano ya comentamos que, para disfrutar al máximo de este tradicional postre, lo aconsejable era utilizar una leche fresca de calidad. Ya sabéis que la que usualmente está a nuestro alcance nada tiene que ver con la de antaño, pues ha sido sometida a una transformación que altera su sabor genuino.

Hoy nos vamos a centrar en el proceso de elaboración de mantequilla sin analizar la calidad de la misma, pues como os imagináis depende al 100% de la leche o nata que utilicemos.

Haremos uso de medios modernos, partiendo de una nata especial para montar de una conocida marca comercial, ya tratada en origen y por tanto con toda su esencia e identidad eliminadas por completo.

En definitiva, el resultado que vamos a obtener es el mismo que si comprásemos una terrina de mantequilla de esa misma marca que tenemos en la despensa o nevera. ¿Y qué ganamos con ello? No tener que bajar al chino o establecimiento más próximo para comprarla cuando nos hemos quedado sin ella y, sin duda lo más interesante, obtener un producto secundario en el proceso llamado suero de mantequilla o buttermilk, del cual ya hablaremos en otro capítulo.




Ingredientes para obtener unos 200gr. de mantequilla

- 500ml. de nata con un mínimo de 35% m.g.

Elaboración

En un vaso de batidora vertemos el contenido de un brick de nata para montar y comenzamos a batir. El truco para montar nata fácilmente está en que ésta debe estar muy fría y tener al menos el porcentaje indicado de materia grasa.

A los pocos minutos obtendremos nata montada a la que, aun no siendo el objeto de este post si se os presentase algún inconveniente para finalizar el proceso, podéis añadirle un par de cucharadas de azúcar y la tendréis lista para acompañar:

Una exquisita Sacher Torte (aunque los austriacos utilizan una nata montada neutra, sin azúcar).




Unas deliciosas bombas de chocolate.




O unos boniatos asados con miel.




Si seguís con la idea de preparar la mantequilla y todo va bien, veréis que llega un momento en que la nata se corta y comienza a separarse la materia grasa del resto de componentes, básicamente líquidos.

Con ayuda de un colador de malla fina y una cuchara vamos aplastando la materia grasa en el colador para eliminar el líquido, que iremos colocando en un recipiente, quedándonos con la mantequilla en otro.

Cuando tengamos el bloque de mantequilla limpio del suero que hemos extraído, la colocamos bajo un chorro flojo de agua fría para eliminar con nuestras manos cualquier impureza que pudiera quedar.

Una vez hayamos terminado, podemos añadir a nuestra mantequilla especias, hierbas, sal, azúcar o lo que nos apetezca según el uso que vayamos a darle. Incluso con moldes o corta pastas también podemos darle diversas y divertidas formas para sorprender a la familia y amigos.

¡Ahora dad rienda suelta a vuestra imaginación y preparad vuestras propias mantequillas originales y exclusivas!

6 comentarios:

  1. Genial post! Como todo lo casero esta mantequilla debe estar impresionante! A ver si un dia me animo a hacerla. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias chicos! Yo la mantequilla la utilizo más bien poco en cocina salvo para repostería pues prefiero el aceite de oliva en general, pero a lo que no puedo resistirme es a untar un poquito en pan y no parar! Si te animas, prueba a darle un punto de hierbas aromáticas con romero por ejemplo y un poco de sal en escamas, es un lujo aunque sólo a mí ya me basta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece un post estupendo :) yo nunca preparé mantequilla. Un beso

    recetas de una gatita enamorada
    Estoy de sorteo por si te interesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nikichan! Es una experiencia nueva que siempre viene bien y merece la pena para poder aderezarla según tus gustos. Creo haber visto tu sorteo pero me vuelvo a pasar porque ando fatal de tiempo, es una pena... Besos

      Eliminar
  4. utilizo mucho la mantequilla, asi que me gusta la receta y poder hacerla casera. gracias por compartila. bstos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME alegro que te haya podido ayudar en este sentido Manoli, espero que disfrutes con la receta y te sirva de gran ayuda. Bss

      Eliminar

Google+ Directo